TORNEO CLAUSURA

Un penal cobrable con decisión irreprochable

La mano de Marcos Angeleri en el minuto 91 fue la gran polémica de la jornada.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Primer minuto de descuento. Cerro, después de verse abajo en el marcador, comenzó a empujar hacia el arco de enfrente. Tuvo que verse apremiado para eso, pero en definitiva reaccionó. Con ganas, pero también buen juego, se había arrimado al empate y en esa situación particular había obligado a Mejía (arquero tricolor) a una gran tapada para mandar el balón al córner. Vino el centro desde la izquierda y, luego de ser conectado por un jugador albiceleste, el balón dio en el brazo del argentino Angeleri. Las protestas no se hicieron esperar.

El árbitro Javier Bentancor (quien dirigió el partido porque Christian Ferreyra, quien estaba designado, fue relevado al haber sufrido la pérdida de su padre) nada marcó pese a estar bien ubicado. ¿No vio la jugada? ¿Fue penal? ¿Perjudicó a Cerro? Vayamos por partes.

Bentancor sí vio que la pelota no dio en el brazo, pero entendió que no fue infracción. Aunque no exista la certeza de qué interpretó, bien puede haber seguido la recomendación de que en esos casos el árbitro debe medir la cercanía de la mano (o el brazo, como en este caso) del origen del disparo. El jugador no tuvo tiempo de reaccionar para evitar el contacto. Desde el lado de Cerro se pueden preguntar: ¿y por qué el defensa tricolor tenía el brazo tan levantado?

Era un penal de difícil interpretación, pero si Bentancor lo cobraba nadie podía decirle nada, como tampoco por no sancionarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)