ARGENTINA

¿La pelota no se mancha?

Grondona y Cristina querían a River en Primera.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
River

Grondona y el Gobierno presionaron para que River no se fuera al descenso". La frase sale de la boca de Guillermo Marconi, titular del SADRA (Sindicato de Árbitros de la República Argentina), y la ratifican Sergio Pezzotta (que dirigió la revancha River-Belgrano en el Monumental) y Juan Pablo Pompei (que también estuvo en consideración para ese partido). Grondona es Julio, el fallecido ex presidente de la AFA. Y el Gobierno estaba a cargo de Cristina Fernández de Kirchner.

Así comienza la reveladora nota del periodista Julio Chiapetta en Clarín. Una nota que agrega una perla más en el largo collar de denuncias que surgieron tras la muerte de Grondona, el expresidente de la AFA.

"El 23 de junio, día posterior al primer partido en Córdoba que pierde River, Grondona me pide juntarse en forma inmediata. Había estado con la Presidenta de la Nación y le informó que tenía noticias de que si descendía River era un escándalo y habría focos de violencia en todo el país. Me pidió que fuera a su departamento; él estaba por irse a su campo y tuvo que cambiarse por el llamado de la Presidenta. Me manifestó esto y que el Colegio de Árbitros decidió que los encargados de dirigir eran Pezzotta o Pompei. Le digo: Bueno Julio, comuníqueselo usted a ellos. Los dos estaban regresando de San Pablo, tras dirigir Copa Libertadores. Les dije textual: Muchachos pasa esto, va a llamar Grondona, quedamos en esto, alguno de los dos va a ser el encargado de dirigir River-Belgrano. Efectivamente llamó Julio y me dijo que se decidió que fuese Sergio Pezzotta. Le digo: "Bueno Julio, espere un minuto". Le doy el teléfono (a Pezzotta) en altavoz y contá vos qué pasó...".

Me saludó y me dijo: Mire Pezzotta que si esto sale mal nos van a colgar del Obelisco. Le contesté que yo iba a dar todo de mí para que salga bien, que estaba poniendo el pecho, que tendría que estar en Córdoba por la Copa América. Estoy en tus manos, fueron sus palabras y me quedó grabado cuando dijo: Si esto sale mal, nos cuelgan del Obelisco", dijo Pezzotta.

La pelota ¿no se mancha?

MÁS DATOS.

Un 2011 para el olvido.

Passarella pidió a los gritos la dimisión de Grondona tras haber sido perjudicado con Boca. Le costó caro: bajó esa temporada.

El auxilio de Grondona.

Muchos imaginaron que Don Julio había decretado el descenso. La nota de Clarín revela todo lo contrario. "Quería a River en Primera".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)