SUB 20 

Ellos la pelean desde afuera

Ocho chiquilines sueñan con jugar el Mundial de Nueva Zelanda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Collage sub 20

Guillermo Cotugno

Jugó el Sudamericano a gran nivel, lo que le valió la transferencia al exterior. A fines de febrero, el lateral pasó al Rubin Kazan de Rusia. Fue cedido a préstamo con opción de compra. En principio se temió por la presencia del exDanubio en el Mundial, ya que la intención de su equipo sería no cederlo para la competencia. De todos modos, la AUF hará gestiones para traerlo. Además, Coito aclaró que no necesita que venga a la preparación porque “ya es del grupo”. Alcanza con que se sume en Nueva Zelanda.

Ramiro Guerra

Jugó el Sudamericano. Si bien nunca se consolidó como titular, participó en ocho de los nueve partidos. Es volante central en el Villarreal B, lo que vendría a ser la Tercera del “Submarino amarillo”. Desde que tiene un año y medio vive en España junto a su familia, ya que su padre jugó al fútbol sala en dicho país. Durante 2012 y 2013 fue convocado a la “Furia Roja”. Es un volante con mucha técnica. Se nota que tiene roce europeo, ya que juega a un toque. Es generación 1997, el segundo más chico después de Rodrigo Amaral, por lo que podría ir a la próxima sub 20.

Franco Acosta

Otro que cambió de equipo luego del buen nivel mostrado en el Sudamericano. Estuvo en los nueve partidos y marcó cuatro goles. Fue transferido de Fénix al Villarreal, donde firmó por cinco temporadas. Actualmente se encuentra en el equipo “B” junto a Ramiro Guerra. Es un símbolo de este proceso de selecciones. Se perdió el Sudamericano sub 15 por una lesión, pero en sub 17 estuvo tanto en el Sudamericano como en el Mundial. Ahora busca repetir en esta categoría. Es fundamental para el entrenador.

Diego Fagúndez

Participó en el Sudamericano. Arrancó como titular, luego pasó al banco y terminó perdiendo terreno. Juega como delantero o volante por afuera en el New England Revolution de la Major League Soccer de Estados Unidos. Desde 2011 está en el plantel principal teniendo una destacada actuación: 22 goles en 94 partidos. Si bien no mostró su mejor versión en el torneo que en enero se disputó en Uruguay, es de esos jugadores que dentro de un plantel corto puede ser importante por la polifuncionalidad.

Kevin Méndez

Estuvo en la preparación, pero no quedó en el plantel definitivo que terminó jugando el Sudamericano. Es un futbolista de este proceso. El DT lo conoce desde la sub 17. A principio de año, sin debutar en la Primera de Peñarol, fue transferido a la Roma. Ahora está a préstamo en el Perugia con el objetivo de foguearse en el fútbol europeo. “Fabián (Coito) es un técnico muy inteligente. Cuando me dejó afuera, tenía razón. Tengo la ilusión de jugar el Mundial. Ojalá pueda sumar minutos acá y así se me abra de nuevo la puerta de la Celeste”, dijo el 10 de enero a Ovación.

Diego Poyet

Fabián Coito lo quiso tener tanto a él como a José María Giménez para el Sudamericano sub 20, pero no contó con el aval ni de West Ham ni de Atlético Madrid. Jugó en las juveniles de Inglaterra, pero luego tomó la decisión de esperar un llamado de la Celeste. Es un volante de gran físico y buenas condiciones técnicas. El entrenador manifestó que quiere tenerlo en la próxima gira para que se integre al grupo cuanto antes. De lo contrario, no contaría con él. Su situación difiere notoriamente de casos como el de Cotugno que vienen, se ponen la camiseta y juegan. Su padre manifestó que Diego se encuentra muy ansioso por defender a la selección uruguaya.

Rodrigo Bentancur

No estuvo en el Sudamericano, pero al igual que Poyet, el entrenador quiere contar con él en la próxima gira para conocerlo personalmente a pesar de que tiene mucha información de él por Alejandro Garay, técnico de la sub 15. Es un volante por afuera que también da ventaja de edad (generación 1997) y que desde hace cinco años se encuentra en Boca Juniors. Este verano, le hizo un gol a River en el histórico 5-0 y se metió en la lista de la Copa Libertadores. “Estoy mirando el sub 20... ¡Ojalá en algún momento me llamen!”, le confesó a Ovación el 3 de febrero.

Rodolfo Combe

Estuvo en la preparación para el Sudamericano, pero quedó desafectado en el último recorte. Es un corpulento centrodelantero nacido en Carmelo y que desde los 11 años se encuentra en Vélez Sarsfield, luego de que un dirigente del “Fortín” lo viera jugar en Baby Fútbol en su ciudad natal. En el año 2013, comenzó a jugar en Reserva (Tercera División). A fines de febrero de este año firmó contrato de Primera con la institución de Liniers por las próximas tres temporadas. Es un futbolista potente y ágil. Lo apodan “Uru”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)