FIFA

Pelea por el sillón

Por primera vez desde 1998, está en zona de riesgo la presidencia de Blatter, hasta hoy “todo-poderoso”

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Joseph Blatter

AJoseph Blatter le surgieron rivales de fuste y hacen tambalear su reinado en el sillón presidencial de la FIFA. El ex-futbolista David Ginola y y el ex-directivo de FIFA Jeróme Champagne no obtuvieron los respaldos mínimos de las 209 federaciones que forman el máximo organismo del fútbol mundial y quedaron fuera de la carrera. Blatter suspiró aliviado, pero no mucho, porque en el horizonte eleccionario aparecen nombres de peso y con respaldo.

El suizo va a tener que esmerarse mucho y cambiar su discurso de aquí al 29 de mayo si es que pretende continuar en el cargo que ocupa desde 1998.

Hasta el momento, su principal opositor parece ser Luis Figo, el ex futbolista portugués del Barcelona, el Real Madrid y el Inter, entre otros. Pero no será el único. Los nombres de Michael van Praag, presidente de la Federación Holandesa y el príncipe de Jordania Alí bin Al Hussein, lograron los apoyos mínimos necesarios para desafiar al dirigente suizo.

Ni Ginola ni Champagne, dirigente de la FIFA de 1999 a 2010, lograron pasar la primera ronda de adhesiones y quedaron fuera de la carrera por el sillón presidencial.

"Hice lo que pude, mi intención era cambiar, modernizar la gestión de la FIFA", admitió Jeróme a Ovación.

La previa electoral quedó planteada, y los presidenciables están definidos. Obviamente, Blatter surge como favorito por su estrategia montada desde hace años: el supuesto control del fútbol africano y americano. Sin embargo, su gestión sigue siendo fuertemente cuestionada en Europa, por su continuo enfrentamiento con Michele Platini, presidente de la UEFA. Sin embargo, Ángel María Villar, vicepresidente de ambos organismos, ha dado su apoyo a Blatter.

El actual presidente de la FIFA, montó una fuerte estratagema con muchas federaciones y tiene peso desde que asumió funciones el 8 de junio de 1998, sucediendo al brasileño João Havelange.

Bajo su presidencia, la FIFA logró avances importantes en lo tecnológico y lo global, ha logrado que el fútbol crezca en países en donde no estaba desarrollado, pero también Blatter carga sobre sus espaldas la pesada mochila de la corrupción.

Varios miembros de la FIFA están en la mira por haber votado a Qatar como sede de la Copa del Mundo en 2022. Un manto de dudas aún cubre esa votación y se habla de millones de dólares depositados en cuentas personales. Es más: Europa quiere que se vuelva a elegir sede para 2022. Tema a resolver.

Pero no solo la dirigencia Blatter está en la mira por los votos a Qatar, también lo está por lo que sucedió en pleno Mundial Brasil 2014, cuando la policía de Rio de Janeiro desbarató una banda "de guante blanco" que vendía entradas y tickets a Jeques árabes y empresarios europeos que pagaban fortunas por palcos VIP y ese dinero era manejado (aparentemente) por un sobrino del propio Blatter.

Acusaciones de lado, el suizo tiene la sartén por el mango, pero deberá mejorar su gestión en muchos aspectos, e intentar nuclear votos de cara a lo que se avecina.

La candidatura de Figo ha sido la gran sorpresa en esta previa electoral de la FIFA. Considerado como uno de los mejores futbolistas portugueses de la historia, obtuvo el respaldo de las federaciones de Portugal, Dinamarca, Montenegro, Macedonia, Luxemburgo y Polonia. "Miro la reputación de la FIFA en estos momentos y no me gusta nada", dice el ex-futbolista que cambió la camiseta del Barça por la del Real Madrid en la temporada 2000. Ese mismo año, Figo ganó el Balón de Oro.

El otro candidato que asoma con fuerza es el Príncipe Bin Al Hussein, de 39 años, actual miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA desde 2011. Es vicepresidente de la FIFA en representación de Asia y surge con posibilidades ya que puede ganar votos entre las federaciones africanas, una apuesta difícil.

Ali bin al-Hussein, tiene un aliado poderoso: la Federación Estadounidense es una de las que apoya su candidatura para suceder a Joseph Blatter al mando de la FIFA y puede arrastrar algún voto más en la Concacaf.

El candidato jordano también cuenta, por el momento, con el apoyo de la federación de su país, así como el respaldo de Bielorrusia, Malta, Inglaterra y Georgia.

"Hay un poco una cultura de intimidación dentro de la FIFA, pero dicho eso, ésta es una candidatura para el mundo entero", afirmó en el lanzamiento de su campaña en Londres.

Al igual que Figo, el Príncipe Bin Al Hussein, es una de las caras jóvenes de la FIFA, y no es un hecho menor, ya que muchas de las críticas que hoy se le hacen al máximo organismo se centran en que su dirigencia es "mayor". Blatter, de hecho, tiene 78 años. La pelea está planteada.

Su edad, tiene 42 años, y su fama jugaron a favor cuando lanzó su candidatura a la presidencia de la FIFA. Tiene el apoyo de al menos, seis federaciones. La contra: su inexperiencia.

Michael van Praag, es el actual presidente de la Federación Holandesa. Tiene 67 años, y presenta uno de los proyectos más sólidos, según la propia FIFA. Tiene varias adhesiones.

El candidato que asoma con fuerza es el Príncipe Bin Al Hussein, de 39 años, integra el Comité Ejecutivo de la FIFA desde 2011. Es vicepresidente de FIFA en representación de Asia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)