selección

Pavada de padrino tiene el Pereira Rossell

Diego Godín, el capitán celeste, recorrió el servicio de Neonatología del hospital y recibió el diploma que lo acredita como padrino de una madre que tiene a su hijito en el CTI de recién nacidos

Foto: Fernando Ponzetto.
Foto: Fernando Ponzetto.
Foto: Fernando Ponzetto.
Foto: ASSE.
Foto: ASSE.
Foto: ASSE.
Foto: ASSE.

Nunca el hospital Pereira Rossell, donde nace uno de cada seis niños uruguayos, había tenido un padrino, y el elegido fue el capitán de la selección uruguaya, Diego Godín,  quien aceptó inmediatamente la propuesta del doctor Daniel Bornonet quien lo visitó en Madrid. El que le hizo el contacto al médico fue Luis Suárez.

El martes de nochecita, Godín, acompañado por su hermana Lucía, recorrió el servicio de Neonatología del Pereira. Conversó con madres y padres, y se sacó fotos con ellos y sus hijos. Es más, cuando el capitán ingresó a la maternidad, acababan de nacer dos pequeños. El padre de uno de ellos estaba a punto de sacarse la foto con el recién nacido, pero cuando vio a Godín, cambió de opinión y se sacó primero la foto con el capitán. 
Lo que más le gustó al zaguero  fueron los dos nacimientos que prácticamente presenció porque ocurrieron en ese momento. Y lo que más le impactó es el CTI de Neonatología.  Los bebés chiquititos de sólo 500 gramos. "Hasta que no lo ves es difícil  imaginarlo", admitió Godín. 

"Quiero agradecerle a todo el equipo del Pereira Rossell, y decirles, el orgullo, el privilegio y el honor que siento de poder aportar un poquito a la sociedad, a estos  niños y a la gente del Uruguay que tanto cariño nos dan a través del fútbol", afirmó Godín al finalizar la recorrida.
"Somos deportistas, pero el fútbol va mucho más  allá de correr detrás de una pelota. Nosotros tenemos el privilegio y la responsabilidad y no tiene precio lo que significa  poder compartir un rato con un niño, hacerlo sentir feliz, sacarle una sonrisa. Ese es el mayor premio que  uno puede recibir y el mayor logro porque detrás de un deportista hay un ser humano", agregó, y también felicitó a todo el personal de la salud que  trabaja en el hospital. "Esa gente que ayuda a tantos niños a mejorar su calidad de vida.

​El diploma que acredita a Godín como padrino del hospital Pereira Rossell no fue entregado por ninguna autoridad del hospital o de Asse, sino por una madre, cuyo hijo, de solo dos meses está en el CTI desde que nació.  

Fiel a su costumbre, el capitán celeste cumplió con todos los pedidos de firmas y fotos, de parte de muchos niños, de las propias enfermeras del hospital y hasta de alguna doctora que terminó antes su consulta, sólo por ver de cerca al futbolista. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º