ESPAÑA

Patricio Guillén, el uruguayo que busca devolver la gloria a un histórico club español

Con 11 años arriba en el ascenso del fútbol español, el arquero defiende una carrera que lo vio llegar "con la maleta, una mano atrás y la otra adelante" y que hoy lo destaca en el Viejo Continente.

Patricio Guillén, arquero uruguayo que defiende al SD Compostela.
Patricio Guillén, arquero uruguayo que defiende al SD Compostela. Foto: Gentileza Patricio Guillén.

Patricio Guillén nació en Paso de la Arena, pero quien lo escucha puede dudar si no nació en un barrio de Galicia. Su acento cambió y parte de eso se debe a que lleva 11 temporadas jugando en el fútbol de España.

El mate de a poco lo fue abandonando y hoy solo toma dos o tres veces por semana. "El mate es más de compartir. Hace pocas temporadas estuvo jugando aquí en Ourense al básquetbol el 'Pepo' Vidal e hicimos muy buena relación y con él quedábamos a comer, cenar o tomar mate, pero ahora ya no está. No tengo siquiera ningún argentino y eso lo hace más difícil", confiesa a Ovación el guardameta.

Desde la temporada 2019/20, "Pato" Guillén defiende los colores del SD Compostela club que supo estar cuatro temporadas en la Primera División, pero que hoy lucha en las divisiones de ascenso ilusionado con volver.

De hecho, con el uruguayo en el arco, el equipo de Galicia conquistó el ascenso de Tercera División a Segunda B en la última temporada y se apronta para próximamente pelear por el retorno a la Segunda División.

"Hoy vivo con mi pareja y con Lucas que es nuestro niño de tres años. Vivimos en Ourense, ella es de aquí. Voy y vengo a entrenar todos los días a Santiago de Compostela que me queda a 100 kilómetros y los hago en 50 minutos", cuenta quien lleva ocho años viviendo en territorio gallego.

EN URUGUAY

Nació en River Plate, pasó por Cerro y Racing

"Hice baby fútbol en Huracán del Paso de la Arena y me fui a River Plate en el último año donde el técnico era Pedro Gracia. Pasé a séptima donde estaba Robert Púa y Gerardo Rodríguez de entrenadores e hice sexta, dos años de quinta, un año de cuarta donde fuimos campeones del Apertura con Juan Verzeri de técnico y el segundo de cuarta no lo hice porque entrenaba con el primer equipo y jugaba en tercera. Fue el año en el que nos tocó bajar y al primer equipo me subió Fernando Morena, luego vino Martín Lasarte y fuimos campeones de la B y se fue a Nacional. Había debutado en los últimos partidos con Lasarte, pero después llegaron Pablo Bengoechea y el 'Vasco' Aguirregaray.  Sobre el final del primer año en Primera División se lesionó Alexis Viera y jugué algunos partidos y ya al otro año empecé como titular. Después pasé por Cerro y Racing, pero no tuve mucha participación". 

Patricio Guillén durante su pasaje por River Plate en Uruguay. Foto: Archivo El País.
Patricio Guillén durante su pasaje por River Plate en Uruguay. Foto: Archivo El País.

Respecto a su acento se ríe cuando el periodista le indica que ya parece un español más: "Cuando vine a Galicia, que llevaba tres años en España, ya me di cuenta que perdí el acento. Lo vas cambiando un poco porque en el campo (se corrige: "en la cancha") cuando estaba jugando, hablaba muy rápido y mis compañeros no me entendían. Vas cambiando cosas, yo decía mucho 'dale' y ellos me entendían que yo decía 'vale' entonces yo les decía 'dale' para que saquen la pelota y ellos entendían 'vale' y se quedaban quietos para que yo saliera por ella. Ya tengo acento hasta gallego".

Pero la historia de Patricio Guillén guarda detrás una carrera de 11 años en el fútbol de ascenso de España y a su vez el hecho de volver a ilusionar al SD Compostela con el que acaba de renovar por dos temporadas más.

Desde la temporada 1994/95 hasta la 1997/98 el "Compos" revolucionó su historia con pasajes por la Primera División de España, pero luego de eso nunca más logró alcanzar la máxima categoría.

europa

Toda una vida en el fútbol español

"Estaba bien en Racing, hicimos una gran temporada y clasificamos a Libertadores. A mi madre y a mi hermana las tenía acá en España. Llevaba dos años y medio o tres jugando poco y siendo suplente aun era joven y tenía dos caminos: o irme a la B de Uruguay o salir fuera y tomé esa opción. Arranqué con la valija y me surgió la posibilidad del Club Atlético Monzón", contó Guillén.

Luego del Monzón pasó por el Binefar donde no llegó a debutar por una cláusula que le permitía salir del club si un equipo de mayor categoría lo requería. Ese equipo fue La Muela. Pasó por el CD Ourense, Barakaldo y un primer paso por el SD Compostela. Boiro lo recibió poco tiempo después y pasó por el UD Ourense antes de recalar una vez más en el SD Compostela donde hoy se encuentra.

Patricio Guillén defendiendo los colores del SD Compostela.
Patricio Guillén defendiendo los colores del SD Compostela.

Lo que ilusiona al equipo que tiene a Guillén en el plantel es que "fuimos campeones y equipo menos goleado. Los playoffs se suelen jugar con los cuatro primeros de otras comunidades por sorteo, y este año por el tema del Covid-19 el playoff se hizo dentro de cada comunidad. En caso de empate nos alcanzaba y por eso teníamos esa pequeña ventaja con los otros equipos y ganamos la semifinal y empatamos la final, lo que nos dio el ascenso. Ahora seguiré allí, disfrutaré dos o tres años más y tocará colgar los guantes".

El fútbol español sufrirá una gran reestructuración de cara a las próximas temporadas y por eso durante la 20/21 los equipos de Segunda B se jugarán el ascenso a Segunda División o participar de la nueva Segunda B Pro que pasará a ser una tercera división, pero profesional. De esta manera, las ligas pasarán a ser las siguientes: Primera División, Segunda División, Segunda B Pro, Segunda B y Tercera División.

Pero la pregunta que muchos se pueden hacer es: ¿qué encontró Guillén para hacer toda su carrera en el ascenso español? La respuesta parece obvia: "He podido vivir de lo que me gusta y no tengo quejas".

CONTACTO

Un grupo de WhatsApp que lo mantiene cerca de River

"Tenemos un grupo de amigos de la época de River Plate con el 'Ruso' Vega, 'Nacho' Pallas, Leandro Ezquerra, Pablo Granoche, Darío Flores, Aldo Correa y Juan Verzeri, que nos dirigía. Somos amigos de toda la vida y hablamos muchísimo y me toman el pelo por mi acento", contó Guillén.

Patricio Guillén defendiendo los colores del SD Compostela.
Patricio Guillén defendiendo los colores del SD Compostela.

"Yo sabía que venía del fútbol uruguayo y acumulaba dos años y medio sin poder jugar domingo a domingo. Tenía que empezar de abajo si quería venir aquí y la verdad que es una categoría de muy buen nivel la Segunda B y no tiene nada que envidiarle a la Primera de Uruguay. Logré estar 11 años en España y dedicándome al fútbol, que era lo que quería", agregó Guillén.

A sus 36 años, "Pato" se sabe un jugador al que no le queda mucho para desarrollarse en lo profesional, pero su pasión por el fútbol lo tendrá activo: "Creo que seguiré vinculado al fútbol. Son tres niveles para ser entrenador y solo me falta el último. Tengo el máster de entrenador de arquero y tengo una escuela de arqueros en Ourense junto con mi socio que es entrenador de arqueros del Ourense. Vamos a empezar el tercer año y tenemos 40 arqueros y la verdad que nos ha ido muy bien".

La de Guillén no es una historia más, es la historia de un jugador como él lo afirmó que llegó a España "con la maleta, una mano atrás y la otra adelante" y que cumplió su sueño el de jugar al fútbol y vivir de eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados