NACIONAL

Pastorini y Barrientos están en las gateras

¿Qué le pueden aportar las dos incorporaciones a este Nacional? Desde hoy, Álvaro Gutiérrez ya tendrá a los dos

Pablo Barrientos en San Lorenzo
Foto: AFP

Rodrigo Pastorini se sumó a los entrenamientos de Nacional ya el sábado por la mañana, al otro día de confirmarse su contratación, mientras que Pablo Barrientos estará desde hoy en Los Céspedes después de haber llegado a Uruguay ayer en la madrugada.

El floridense y el argentino fueron las dos últimas incorporaciones de Nacional para el segundo semestre de la temporada.

Enganche.

Pese a que Barrrientos manifestó públicamente que no está al 100%, en Nacional se mostraron gratamente sorprendidos por su condición física y hay quien sostiene que si Álvaro Gutiérrez lo considera, el “Pitu” podría estar a la orden para enfrentar el domingo a Danubio.

Barrientos llegó para ser ese enganche que Nacional no ha encontrado y para sustituir a Rodrigo Amaral.

En realidad está en el plantel Gustavo Lorenzaetti, que entró de buena forma contra Defensor Sporting en el debut en el Torneo Intermedio, pero el argentino no ha tenido mucha continuidad en sus apariciones en el primer semestre debido a las lesiones y en conferencia de prensa el entrenador señaló que no está para jugar 90’.

Los últimos cinco años Barrientos se los repartió entre San Lorenzo (donde ya había tenido un pasaje en el temporada 2018/2019) y Toluca, desde donde proviene.

Como es sabido, Barrientos también jugó en Catania junto a Gonzalo Bergessio, quien incidió positivamente con sus comentarios para su llegada a los tricolores.

En San Lorenzo él jugaba de enganche. En la última etapa en el club, con Edgardo Bauza, jugaba poco o el técnico lo tiraba por la izquierda. Sin dudas su mejor lugar en la cancha era por el centro del campo detrás del 9, o en un 4-1-4-1 jugando junto a Ortigoza, pero por adentro, o en un 4-2-3-1 detrás del 9”, analizó el periodista Nicolás Berardo -periodista del diario Olé- sobre el último pasaje del “Pitu” por el equipo de Boedo.

Está claro que Barrientos llega con la firme convicción de ser titular y es probable que lo logre rápidamente, moviéndose precisamente en ese 4-2-3-1 que el “Guti” utiliza con frecuencia, con dos rápidos por los extremos y el cordobés arriba.

Más considerando la lesión de Santiago Rodríguez, el joven que además no se mostró tan bien jugando atrás del centrodelantero como sí cuando lo hizo como extremo derecho.

Barrientos es zurdo y tiene una muy buena pegada. Lleva 53 goles en su carrera, 16 de los cuales lo hizo en los últimos tres años en México.

Floridense.

Rodrigo Pastorini viene de ser el nueve de Wanderers aunque, por su forma de jugar, en varios momentos del partido se repliega unos metros atrás para entrar en juego y luego culminar la jugada o colocarle la asistencia a un compañero.

En el último año y medio respondió en esa posición, ya que marcó 18 goles, dos de ellos por la Sudamericana.

Pastorini es un jugador técnico, inteligente para jugar y que se posiciona muy bien en el campo. Para no aislarse del juego, necesita estar en contacto con el balón.

Si bien llegó a Nacional como el principal recambio de Bergessio, también puede jugar junto a él.

En el Wanderers que fue campeón del Clausura 2014 y que definió el Uruguayo de ese año bajo la batuta de Alfredo Arias, no jugaba como centrodelantero, sino que lo hacia como extremo, ya sea por izquierda o por derecha.

Perfectamente Pastorini puede jugar atrás del cordobés en un 4-2-3-1 (tiene la técnica para esa función, aunque están Barrientos y Lorenzetti) o a un costado del capitán, para asistirlo. El floridense brinda varias posiciones para jugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)