REPASO HISTÓRICO

Todo lo que pasó en los clásicos por el Uruguayo jugados en el Parque Central

Una estadística con nombres de leyenda durante el período del amateurismo

Parque Central
El Parque Central en la década de 1920, cuando tenía tribunas de madera.

Noventa y dos años después, el clásico uruguayo de primera división regresa al Parque Central. La ampliación de este estadio y la construcción del Campeón del Siglo reeditaron las localías estrictas, como ocurría durante el régimen amateur y antes de la inauguración del Estadio Centenario.

¿Qué ocurrió cuando el clásico se disputó en el escenario tricolor por el Campeonato Uruguayo, entonces conocido como Copa Uruguaya?

Para recordar ese rico período, que involucra tantos nombres de leyenda, y evitar la larga polémica, aquí se cuentan los partidos de Nacional tanto ante el CURCC como ante Peñarol.

Otra aclaración: si bien por la Copa Uruguaya ambos prefirieron jugar los clásicos en su cancha, el Parque Central fue considerado también campo neutral para encuentros por otros torneos oficiales o amistosos, ya que entre 1911 y 1930 fue el principal estadio montevideano, salvo el breve período del escenario de la Comisión Nacional de Educación Física en el Parque de los Aliados. De allí que el historial tenga muchos partidos más en el estadio tricolor. De la misma forma, hubo encuentros jugados pero anulados por diversas razones reglamentarias.

Por la Copa Uruguaya, el primer CURCC-Nacional se jugó en Villa Peñarol el 12 de mayo de 1901, con victoria del local por 3-1. El Parque Central ingresó a esta historia el 28 de julio, con la revancha. Terminó 1-1, con goles de Bolívar Céspedes para el local y Edmundo Acevedo para el visitante. Ese día celebraron los dos: Nacional, porque consiguió quitarle a su rival el único punto que perdió en el torneo; el CURCC, porque se aseguró el título de la temporada.

El 18 de mayo de 1902, Nacional festejó en el GPC su primer triunfo clásico: dos goles de Bolívar Céspedes, contra uno de Edmundo Acevedo. Fue un gran paso hacia su primera Copa Uruguaya, lograda con diez victorias en diez encuentros jugados.

Por el torneo de 1903, el 19 de julio empataron sin goles. No hubo Copa Uruguaya el año siguiente debido a la guerra civil, si bien tuvo lugar la final de 1903 que ganó Nacional 3 a 2 en la cancha neutral del Albion.

CURCC fue campeón ganando todos los partidos disputados en 1905, entre ellos el 1-0 sobre su rival en el Parque, con gol de Ceferino Camacho, el 1 de octubre.

El 6 de mayo de 1906 Nacional se impuso 2-1, con goles de Amílcar Céspedes y Gonzalo Rincón y descuento de Ceferino Camacho. Una curiosidad que añade otro punto a las discusiones: ese año participó un Nacional “B”, que perdió ante CURCC 3-0 en el GPC.

Los torneos siguientes registraron dos empates a cero, el 7 de julio de 1907 y el 17 de mayo de 1908. Este último año ambos equipos se retiraron del torneo por discrepancias sobre algunos fallos. En el 09 se registró la mayor goleada del CURCC como visitante en la Copa Uruguaya: 4-1, con goles de Carlos Scarone, José Piendibene (2) y Julio López, y el empate parcial de Alberto Canturi.

El 17 de octubre de 1910, el triunfo fue albo por 2-0, con goles del mismo Canturi y Ángel Landoni. El 9 de julio de 1911, victoria del CURCC gracias a una conquista de Felipe Canavessi. El 9 de junio de 1912, un 2-0 de Nacional, con goles de Lucio Gorla y Pablo Dacal.

El período del clásico Nacional-CURCC se cerró el 20 de abril de 1913, con la mayor goleada del locatario por la Copa Uruguaya: 4 a 1, tres de Gorla y otro de Ricardo Vallarino, con descuento de Carlos Scarone de penal.

Hasta aquí, hubo 12 partidos en el GPC, con cinco triunfos de Nacional, tres del CURCC y cuatro empates.

El 24 de mayo de 1914 se registró el primer clásico de Peñarol según una interpretación o el primero bajo la nueva denominación del CURCC, según la otra visión. Fue empate con conquistas de José Pérez para el aurinegro y de Ricardo Vallarino para el albo.

El 1 de mayo de 1915 Nacional venció por 2-1. Abrió la cuenta Carlos Scarone, que ya jugaba por el club del Parque, empató Isabelino Gradín y cuatro minutos antes del final lo definió José Brachi.

Por la Copa Uruguaya de 1916, un gol de Pablo Dacal le dio el triunfo al albo el 4 de junio. El 20 de mayo de 1917, goleada alba en el GPC: 4-0, gracias a tantos de Brachi, Rodolfo Marán, el legendario Abdón Porte y Héctor Scarone.

El 24 de noviembre de 1918 el aurinegro ganaba con gol de Ángel Ferrero. Faltando 15 minutos, el árbitro Marticorena anuló un gol de Nacional, por lo cual el club local presentó su protesta ante el tribunal, según la norma de ese tiempo que habilitaba revocar los fallos arbitrales si se demostraba el error. Dos semanas después, el tribunal dictaminó que el gol había sido bien anulado, pero ordenó disputar los 15 minutos finales. Se jugó el 25 de diciembre, a puertas cerradas, y no se alteró el resultado favorable a Peñarol.

El clásico de 1919 se disputó el 21 de diciembre y le dio el triunfo a Nacional, que comenzó perdiendo con un gol en contra de Alfredo Foglino. Lo empató Alfredo Zibechi y cerca del final lo ganó Carlos Scarone.

El 12 de junio de 1920 fue empate a uno: Héctor Scarone abrió el tanteador a los 30 minutos y lo empató José Pérez a los 80. Fue el último clásico del “Botija” Pérez, quien fallecería en diciembre víctima de pulmonía, tras jugar un partido bajo intensa lluvia.

Por la Copa Uruguaya de 1921, una conquista de Héctor Scarone le dio la victoria a Nacional el 12 de junio.

El cisma del fútbol uruguayo en 1922 separó a albos y aurinegros en dos ligas diferentes, lo cual impidió que hubiera clásicos hasta 1925 (había empatado sin goles por la Copa del 22 pero en Pocitos). Tras el Laudo Serrato, se disputó un amistoso en el GPC el 8 de noviembre de 1925, que ganó Peñarol con gol de penal de Pascual Ruotta, aunque no entra en la estadística del principal torneo oficial.

Por la Copa Uruguaya y en el Parque, volvieron a enfrentarse el 29 de mayo de 1927. Dos goles de Roque Sosa le dieron la victoria al local, con descuento de Pons. La revancha se jugó recién el 11 de marzo de 1928 y terminaron 1-1, con goles de Héctor Scarone y Pablo Terevinto.

Por el torneo de 1928, el clásico del Parque fue el 14 de octubre y lo ganó Peñarol con gol del mismo Terevinto.

El 13 de octubre de 1929 se disputó el último clásico hasta ahora en el GPC: lo ganó Nacional con tanto de Héctor Cástro, el célebre “Manco”. Ya se había iniciado la construcción del Estadio Centenario, que recibiría la revancha casi un año más tarde, el 28 de septiembre de 1930 (Peñarol 1-0, gol de Sacco).

Desde 1914 fueron 12 clásicos, con siete triunfos albos, dos victorias aurinegras y tres empates. Y si se suman todos desde 1901, Nacional tiene 12 triunfos contra cinco caídas, más siete empates.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error