COPA AMÉRICA CENTENARIO

A un paso del cielo o el infierno

Argentina tiene una espina desde antes de 2015, cuando Chile dio su primera vuelta olímpica en América.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
collage martino pizzi

Higuaín... por arriba del travesaño. Banega... a las manos de Bravo. Sánchez la picó y se desató la locura chilena. Argentina se quedaba una vez más a un paso de ganar la Copa América, igual que en 2004, 2007 y 2011. El siglo XXI es una maldición para la "albiceleste" que quedó a un paso también de la Copa del Mundo en 2014.

Pero en 2016, Argentina quiere cambiar la pisada de la mano de una de las mejores generaciones de la historia, pero que no pudo alcanzar aún un torneo de peso. Messi, Higuaín, Agüero, Mascherano y una generación que ha logrado grandes títulos con sus clubes pero que tienen el debe a nivel de selección.

Los hinchas ya no tienen la misma paciencia que hace unos años y esperan que se corte la racha de derrotas y ver al actual mejor jugador del mundo, levantar un trofeo con la albiceleste. Un trofeo que se le hace esquivo y que lo lleva a recibir críticas, en parte inentendibles, pero que se fundamentan en la falta de triunfos.

Para los argentinos, 23 años es mucho tiempo, y más para una selección ganadora, laureada y plagada de estrellas. Más de dos décadas hace que la albiceleste no logra una Copa América y eso pesa en todo el equipo pero principalmente en la espalda de Lionel Messi, figura y capitán.

Del otro lado, está Chile. Último campeón de la Copa, nada más ni nada menos que ante su rival de mañana. Los chilenos se mantienen con las esperanzas intactas de volver a dar la vuelta, esta vez con Juan Antonio Pizzi como DT.

Sánchez, Vargas, Vidal y compañía quieren alargar la agonía de Argentina unos años más, y pretenden confirmar su gran momento, ese que explotó ante México con un 7-0 impensado.

Para Pizzi, la teoría es simple, más de lo que muchos piensan: "Lo que más rescato de haber llegado a la final es que la selección chilena tiene un grupo ganador. En sus mentes están convencidos, antes de un partido o de un torneo, de que van a ganar".

Y para Martino, la soga en el cuello puede significar esa presión extra para lograr sacudir los cimientos y alcanzar, de una vez por todas, el cetro: "El domingo vamos a demostrar si somos el mejor equipo. Esa respuesta la tenemos que dar en el partido y dependerá exclusivamente del resultado". El entrenador argentino es consciente que puede estar a un paso del cielo o del infierno.

"CARLITOS" HABLÓ...

“Vamos a demostrar si somos el mejor equipo”.

Carlos Tevez declaró antes de la final y abrió la polemica. "Ya en la otra Copa América, la selección no tenía rival y ahora tampoco. El grupo se merece un campeonato. Siempre sacó una buena ventaja hasta las finales, donde jugó muy bien. En un país como éste, es muy importante ganar porque además ellos se lo merecen. Yo me sentía parte de eso, pero mi situación era complicada".

... Y VIDAL CONTESTÓ.

“La selección chilena tiene un grupo ganador”.

"Son cosas que la gente que no está acá puede hablar. Como hincha puede opinar. Pero la realidad es otra. Los jugadores somos los que entramos al campo y decidimos lo que puede pasar en el partido, así que decirle que vea el partido tranquilo, Carlitos. La Copa América que ganamos en Chile la tenemos que defender en 2019. Esta no es justa, juegan otros equipos, es otra cosa", declaró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)