caso osvaldo

El "pase puente" es legítimo

Tanto la FIFA como el Estado uruguayo avalan la operación que llegó para hacer Daniel Osvaldo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sosa. Se especializó en el área del derecho deportivo.

La llegada de Daniel Osvaldo a Uruguay generó casi el mismo revuelo que su arribó a Buenos Aires para jugar en Boca. La única diferencia es que su presencia en Montevideo fue completamente inesperada.

El delantero llegó a la sede de la AUF para inscribirse como jugador de Sud América, situación que resulta peculiar e hizo suponer una sola explicación: un pase puente.

Si bien es una expresión conocida, el pase puente es un tipo de transferencia peculiar que se realiza en Uruguay y se aprovecha de la valoración que la FIFA hace sobre el fútbol charrúa. El campeonato uruguayo es de menor orden que el brasileño y el argentino, por lo que los impuestos que se deben pagar al realizar una transferencia también son menores.

De esta forma, al acordarse el traspaso de un jugador que milita en la liga argentina o brasileña, algunos futbolistas acuerdan antes pasar a clubes menores de Uruguay y luego realizan la transferencia desde ese equipo. Pagan menos impuestos y le dan al club uruguayo un monto estipulado. Un negocio redondo.

Este tipo de transacción no es nada nueva en Uruguay. Los brasileños Roberto Carlos y Hulk y los argentinos Facundo Roncaglia y Óscar Ustari son algunos de los muchos jugadores de renombre que, según los registros, pasaron por el fútbol uruguayo. En realidad, dificilmente sepan el color de la camiseta que “vistieron”.

Fernando Sosa, Responsable de Departamento de Derecho Deportivo del estudio de abogados Hughes & Hughes, expresó: “Se le llama puente, con una connotación negativa, porque en realidad según FIFA ese pase nunca respondió a una motivación deportiva. El pase nunca se hizo con intenciones de que el jugador compitiera”.

La realidad dice que el objetivo de estas transacciones es generar mayor ganancia para los vendedores, ya que evitan algunos gastos. Esta situación hace surgir una pregunta: ¿Son legales estas transacciones?

Lo primero que se debe diferenciar es que no existe una única legislación con respecto al tema. El Estado y FIFA pueden tener valoraciones distintas al respecto.

En el Reglamento sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores divulgado por FIFA se hace referencia. En el artículo 5 expresa “Los jugadores pueden estar inscritos en un máximo de tres clubes durante una temporada. Durante este periodo el jugador es elegible para jugar partidos oficiales solamente por dos clubes”.

Bajo este punto de vista, el pase puente es legal, ya que el jugador pasaría por un club, pero no jugaría.

Sosa recordó una situación en la que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) se expidió sobre este tema: “El TAS ha dicho que FIFA no tiene elementos para sancionar a un club. Si bien puede responder a móviles no deportivos, tienen que tener un fundamento legal. Acá no hay principio de ilegalidad. La FIFA lo fundamenta por el lado de principios, pues rompe el de deportividad”. El máximo organismo del fútbol mundial parece no tener forma de sancionarlo legalmente pues si no hay norma, no hay pena.

Con respecto al Estado, en Uruguay este tipo de maniobras parecen estar permitidas. Tanto la DGI como el Tribunal de lo Contencioso Administrativo se han expedido sobre el tema y avalan su realización (ver nota aparte).

El pase de Osvaldo por Uruguay generó revuelo, pero al parecer no será el último que transite por este “puente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)