SELECCIÓN

Pasaron 32 partidos para que la Celeste sufriera una expulsión

Desde la roja que había recibido Jonathan Urretaviscaya por las Eliminatorias de Rusia 2018 hasta el cotejo amistoso ante Perú, Uruguay venía invicto en expulsiones.

Luis Suárez le protesta a Bascuñan por la roja a Urretaviscaya
Luis Suárez le protesta a Bascuñan por la roja a Urretaviscaya. Foto: Archivo.

"Juego, resultado y comportamiento". Esos son los pilares con los que Óscar Tabárez comenzó a forjar la recuperación de una identidad en la Selección uruguaya. Y queda bien claro que los jugadores que ingresan a la Celeste se comprometen con las premisas. De hecho, la expulsión de Martín Cáceres en el amistoso ante Perú, aunque parezca un contrasentido, lo confirma.

¿Por qué? Porque Uruguay no sufría un cartón rojo para uno de sus futbolistas desde hacía muchísimo tiempo. Para ser más concretos, pasaron 32 compromisos para que una acción de este tipo volviera a registrarse en una contienda del combinado uruguayo.

Es que desde el 28 de marzo de 2017, en el marco de la fecha número 14 de las Eliminatorias del Mundial de Rusia, ningún jugador uruguayo había abandonado el campo de juego por la sanción del juez de la contienda.

Ese día el chileno Julio Bascuñan le entregó una doble amarilla a Jonathan Urretaviscaya, curiosamente, en la derrota de la Celeste ante Perú en el estadio Nacional de Lima.​

En aquella ocasión fue de manera injusta, porque el segundo cartón amarillo lo recibió por una supuesta mano en el inicio de un contragolpe uruguayo. La infracción no existió, pero Bascuñan lo entendió de otra forma y Urretaviscaya tuvo un castigo muy veloz: amarilla a los 75', segunda amarilla a los 76 minutos.

Martín Cáceres se le pegó al árbitro Carlos Herrera y fue expulsado
Martín Cáceres se le pegó al árbitro Carlos Herrera y fue expulsado. Foto: Captura.

La situación de Martín Cáceres fue distinta. La actitud del futbolista uruguayo, después de recibir justamente el cartón amarillo por la infracción contra Miguel Trauco, fue verdaderamente incomprensible. El juez colombiano Carlos Herrera hizo lo que demandaba la reacción del uruguayo: mostrar la roja directa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)