uruguayos

Los partidos del siglo XXI que serán recordados por siempre

Un repaso de las jornadas memorables del fútbol uruguayo desde 2001 a hoy: goles y triunfos que todavía se gritan.

El gol de Diego Forlán que puso el 1-1 frente a Ghana en Sudáfrica 2010. Foto: AFP
El gol de Diego Forlán que puso el 1-1 frente a Ghana en Sudáfrica 2010. Foto: AFP

El siglo XXI es joven, pero ya alcanzó la mayoría de edad y está en condiciones de enfrentarse a sus primeros balances, resúmenes y antologías. Y una de las preguntas que puede hacerse ya el hincha es cuál fue “el partido del siglo” para el fútbol uruguayo.

El tema fue discutido en la redacción de Ovación. Hubo sugerencias, se desempolvaron recuerdos, se revisaron archivos, pero se llegó a la unanimidad sobre que el gran partido desde el 2001 a hoy fue Uruguay-Ghana en Sudáfrica.

Si el triunfo uruguayo sobre Brasil en Maracaná 1950 seguramente representó “el partido del siglo XX”, la clasificación celeste a las semifinales del Mundial 2010 no encuentra competencia en los tiempos recientes en cuanto a emociones, calidad del juego, importancia de la disputa, incidencias dramáticas, polémicas e incluso vueltas de tuerca.

El minuto 120, por ejemplo, tuvo todo lo que convierte al fútbol en un espectáculo incomparable. Hubo nervios cuando Ghana se dispuso a ejecutar un tiro libre desde el costado del área celeste. Hubo errores arbitrales, porque la infracción que originó todo fue imaginaria y después los delanteros africanos quedaron varias veces en off side sin que el juez ni el línea lo advirtieran. Hubo angustia y sorpresa cuando pareció gol de Ghana y Luis Suárez lo evitó con su atajada. Hubo lamentos, porque eso implicó penal y tarjeta roja para el delantero. Y hubo alivio y esperanza, porque Asamoah Gyan falló el penal y la historia tuvo un nuevo punto de partida.

Aquel 2 de julio de 2010 en el Soccer City de Johannesburgo, Uruguay comenzó perdiendo con gol de Muntari ya en los descuentos del primer tiempo. Diego Forlán lo empató con un golazo de tiro libre a los 10 minutos del complemento. Luego, los dos equipos tuvieron sus oportunidades para desnivelar y al final se llegó a los penales. Y en esa instancia, convirtieron Forlán, Mauricio Victorino, Andrés Scotti y Sebastián Abreu, falló Maximiliano Pereira y Fernando Muslera atajó dos remates de los ghaneses. Hasta que el Loco Abreu la picó para meter al equipo entre los cuatro mejores del Mundial. Vale la pena recordar todo eso, aunque nadie lo haya olvidado.

DOS Y TRES. En el ranking elaborado por Ovación, el número dos corresponde a Uruguay 2-Inglaterra 1, el 19 de junio de 2014 en el estadio de Corinthians de San Pablo, por el Mundial de Brasil. Fue la tarde del inolvidable regreso de Suárez, restablecido de su operación en la rodilla en tiempo récord. Y justo él fue autor de los dos goles celestes. Para más alegría, se los hizo a la Inglaterra de donde provenían algunos de sus críticos más feroces.

En este caso, el triunfo era indispensable para los dos equipos, que habían perdido en su debut. Uruguay se puso en ventaja en el primer tiempo con un exacto cabezazo de Luis, tras una buena combinación de Nicolás Lodeiro con Edinson Cavani.

Pudo aumentar después, pero los ingleses comenzaron a llegar cada vez con mayor furia, hasta que igualó Rooney. En los instantes finales el empate parecía resuelto, cuando un ya exhausto Suárez picó a buscar la pelota que sacó Muslera del arco y peinó sin querer Gerrard. El salteño definió como bien sabe para darle un gran triunfo a la Celeste.

Luis Suárez festeja uno de los goles que le anotó a Inglaterra en Brasil 2014. Foto: EFE
Luis Suárez festeja uno de los goles que le anotó a Inglaterra en Brasil 2014. Foto: EFE

El tercer lugar en el podio de las grandes fechas tuvo varios aspirantes, pero la decisión se inclinó hacia Uruguay 3-Paraguay 0, el 24 de julio de 2011 en Buenos Aires. El triunfo, con dos goles de Forlán y otro de Suárez le dio la Copa América a la Selección uruguaya.

Pero además se registró una superioridad pocas veces vista en una final del torneo continental, por lo cual no existió esa incertidumbre que adornó los partidos con Ghana o Inglaterra. Eso no impidió que se viviera una fiesta en el estadio Monumental, disfrutada por miles de uruguayos, residentes en Argentina o que cruzaron el Río de la Plata.

El triunfo de Buenos Aires marcó el punto más alto del proceso de Óscar Tabárez, colocando a su equipo en el primer plano mundial.

La alegría del plantel celeste tras la coronación en la Copa América 2011. Foto: Archivo El País.
La alegría del plantel celeste tras la coronación en la Copa América 2011. Foto: Archivo El País.

Y TAMBIÉN... La lista de encuentros memorables del siglo XXI incluye varios partidos más de la Selección uruguaya, así como algunos de los clubes. En estos casos, cada hincha realizará su propia valoración, de acuerdo a sus vivencias y emociones, por lo cual la lista de 19 partidos a enero de 2019 admite controversias y aportes. Por orden cronológico, así continúa la nómina:

Uruguay 3-Australia 0 (25 de noviembre de 2001, repechaje del Mundial 2002). Un día perfecto: sol, entusiasmo y un Estadio Centenario repleto. Los celestes necesitaban ganar por dos goles para clasificar (sin permitir que los australianos hicieran uno, por el valor de los tantos como visitante) y fueron tres. El primero de Darío Silva, los otros dos del Chengue Morales en su jornada inolvidable. Resultó emblemática su vuelta a la cancha, festejando su primer gol con la camiseta en la mano. Gran tarea de Álvaro Recoba también, autor de una jugada genial en el tercero. Tras las eliminaciones de 1994 y 1998, Uruguay regresaba a la Copa del Mundo.

Uruguay 3-Senegal 3 (11 de junio de 2002, Mundial de Corea-Japón). El empate en Suwon significó la eliminación, pero el mundo recordó qué era la garra celeste. Sin dudas, el partido más emotivo de una Copa del Mundo bastante aburrida. Luego de un casi trágico inicio con tres goles abajo, en un trepidante segundo tiempo se llegó al empate a través del propio Richard Morales, Diego Forlán y Recoba (de penal). Y sobre la hora, el Chengue desvió su cabezazo, cuando estaba solo frente al arco. Otra imagen recordada: el técnico Víctor Púa “cabeceando” desde el banco en esa incidencia.

Nacional 3-Peñarol 2 (5 de diciembre de 2004, Torneo Clausura 2004). Ganaba el aurinegro con dos goles de Carlos Bueno, pero el tricolor lo dio vuelta. Ya en el segundo tiempo, Luis Romero (que había entrado poco antes) descontó y empató en menos de diez minutos. Y en la hora, para mayor locura, lo ganó Sebastián Abreu. Una remontada que los hinchas no olvidan.

Danubio 1-Nacional 0 (15 de diciembre de 2004, final del Campeonato Uruguayo 2004). Una tarde lluviosa en Jardines del Hipódromo se definió en la última jugada. Tras un corner, la metió Diego Perrone con el taco, aunque la acción fue tan rápida que la prensa al otro día atribuyó la conquista a tres jugadores diferentes. Nacional movió del medio de la cancha, mandó el centro al área y ahí se terminó el partido. El título danubiano cortó una serie de 12 torneos uruguayos consecutivos ganados por los clubes grandes.

Defensor Sporting 2-Peñarol 1 (22 de junio de 2008, final del Campeonato Uruguayo 2007-2008). Peñarol llegaba entonado tras un espectacular triunfo por 5 a 3 en desempate ante el mejor River de Juan Ramón Carrasco, pero el violeta lo sorprendió con goles de Andrés Lamas y Pablo Gaglianone, de penal. Descontó Matías Aguirregaray. El triunfo lo dejó al borde del título, que hizo suyo tres días después empatando sin goles la segunda final. Fue la consagración de un gran equipo, dirigido por Jorge Polilla Da Silva.

Nacional 3-River Plate 0 (13 de marzo de 2009, fase de grupos de la Copa Libertadores). La campaña de ese año fue la mejor del tricolor en la Libertadores en este siglo. Y el mejor partido se dio ante River en el Centenario. Virtualmente le pasó por arriba. Los goles fueron de Álvaro Fernández, Nicolás Lodeiro y Mauricio Victorino. Nacional terminó primero en la serie y llegó hasta las semifinales.

Boca Juniors 0-Defensor Sporting 1 (21 de mayo de 2009, octavos de final de la Copa Libertadores). Habían empatado 2-2 en Montevideo, por lo cual todo estaba a pedir de Boca en la Bombonera. Pero el violeta hizo un enorme partido, ganó con gol de Diego De Souza y eliminó al xeneize en su propio estadio.

Uruguay 1-Costa Rica 1 (18 de noviembre de 2009, repechaje para el Mundial 2010). El triunfo alcanzado de visitantes pocos días antes, con un gol de Diego Lugano, alentaba a creer. El tanto de Abreu, apenas iniciado el segundo tiempo, puso el Mundial a un paso. Sin embargo, después Costa Rica empató y estuvo cerca de hacer otro, lo cual hubiera sido una catástrofe. Toda la angustia se transformó finalmente en euforia por el retorno a una Copa del Mundo luego de no haber estado en Alemania 2006.

Defensor Sporting 9-Sport Huancayo 0 (22 de septiembre de 2010, Copa Sudamericana). La mayor goleada de un equipo uruguayo en un torneo internacional en este siglo. Diego De Souza, Rodrigo Mora y Adrián Luna hicieron dos goles cada uno, más uno de Mario Risso, Miguel Amado y Eduardo Aranda. Más que contundente, abrumador.

Peñarol 0-Santos 0 (15 de junio de 2011, primera final de la Copa Libertadores 2011). El empate de local no fue un buen resultado para el aurinegro, pero el partido ante el Santos de Neymar debe destacarse como la única final de la Libertadores disputada por un club uruguayo en este siglo, corolario de una gran campaña continental. Muy recordado también el recibimiento de la hinchada al equipo cuando ingresó a la cancha del Centenario.

Argentina 1-Uruguay 1. Por penales se clasificó Uruguay (16 de julio de 2011, cuartos de final de la Copa América). Un partido que bien pudo estar en el podio por su valor y su emoción. Fue en el estadio de Colón de Santa Fe, justo en el aniversario de Maracaná. El gol inicial del Ruso Pérez y después la resistencia casi heroica con 10 hombres, desde las atajadas de Muslera hasta el ingenio de Suárez para complicar él solo a toda la defensa argentina. La ejecución de los penales por los celestes fue perfecta y Muslera detuvo el de Tévez.

Peñarol 3-Defensor Sporting 1 (5 de junio de 2013, final del Campeonato Uruguayo 2012-2013). La noche más espectacular del ídolo Antonio Pacheco: un año después de su fractura convirtió los tres goles que le dieron a su equipo el título uruguayo. Uno desde el borde del área, el segundo de penal y el último poniendo el broche a una precisa jugada colectiva.

Peñarol 5-Nacional 0 (27 de abril de 2014, Torneo Clausura 2013-2014). Una goleada histórica. Convirtieron Zalayeta, Macaluso, Jorge Rodríguez y Aguiar dos veces para una diferencia enorme en la cancha y en el resultado, que no se daba desde la década de 1950. Ese día, además, Pacheco llegó al récord de clásicos profesionales disputados.

Danubio 2-Wanderers 2. Danubio ganó por penales (8 de junio de 2014, final del Campeonato Uruguayo 2013-2014). La final entre dos clubes en desarrollo por el Uruguayo tuvo una definición dramática en el Parque Central. Fue 1 a 1 en los 90 minutos, con goles de Leandro Sosa y Diego Riolfo. Wanderers se puso en ventaja en el alargue a través de Nicolás Albarracín y pudo hacer alguno más de contragolpe, pero en el minuto 108 igualó Camilo Mayada. Fueron a penales y se impuso el albinegro de la Curva por 3-2 luego de 12 remates.

Nacional 2-Peñarol 1 (9 de noviembre de 2014, Torneo Apertura 2014-2015). Lo ganaba el aurinegro con gol de penal de Pacheco, pero el tricolor lo dio vuelta en la hora. Empató Iván Alonso y desniveló Álvaro Recoba con un increíble tiro libre. Enseguida, el final. Sus compañeros llevaron en andas al Chino en reconocimiento a su pericia con la zurda.

Uruguay 2-Portugal 1 (30 de junio de 2018, Mundial de Rusia). El recuerdo más fresco. Dos golazos de Edinson Cavani eliminaron al campeón de Europa y pusieron a Uruguay entre los ocho mejores del Mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)