ESPAÑA

El partido de su vida

Alan Ruschel volvió a jugar y fue en el Camp Nou. Además junto a Neto y Follmann se sacaron una foto con Luis Suárez y Lionel Messi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: @ChapecoenseReal

Barcelona se enfrentó ayer Chapecoense por el Trofeo Joan Gamper para homenajear a las víctimas y supervivientes del accidente aéreo en el que perdieron la vida 71 personas en noviembre de 2016, cuando el club viajaba a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana.

Antes del partido, que terminó con victoria local por 5 a 0, el capitán del equipo, Andrés Iniesta, pronunció un pequeño discurso en el que honró al equipo de Chapecó. “Hoy es un día muy especial para todos nosotros, recibimos en nuestra casa al Chapecoense. Espero que podáis disfrutar de un partido inolvidable”, dijo el manchego, quien recordó tanto a las víctimas como a sus familiares y a los supervivientes.

Neto, Jakson Follmann y Alan Ruschel, únicos supervivientes del plantel que viajaban en el fatídico vuelo a Colombia, hicieron el saque de honor en el partido. El arquero, con una pierna ortopédica, se la pasó a Neto y éste a Ruschel, quien capitaneó al equipo durante el partido en su primer partido desde el accidente. Ellos tres fueron los últimos futbolistas del equipo brasileño en salir a la cancha y el público, más de 64.000 espectadores, los recibió con una sonora ovación. Sólo Ruschel pudo jugar el encuentro y cuando dejó la cancha otra gran ovación bajó desde las tribunas.

En el acto previo al partido, los futbolistas de ambos equipos posaron juntos en una emotiva imagen para el recuerdo. Y los tres supervivientes lo hicieron con Messi y Suárez. “Buen partido, pero más lindo fue el homenaje a @ChapecoenseReal y a los 3 luchadores #AlanRuschel #JaksonFollmann #HelioNeto”, escribió Suárez en Twitter después del juego.

Barça fue el primero en salir al campo y, desde el medio de la cancha, sus jugadores esperaron a que fueran saliendo uno a uno los rivales (muchos de ellos entre lágrimas), a quienes acogieron con un caluroso aplauso que se repitió en las gradas. Neto rompió a llorar cuando el Camp Nou ovacionó a su equipo.

Chapecoense lució un uniforme con 71 estrellas en recuerdo de cada una de las víctimas del accidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)