URUGUAYO ESPECIAL

Fue un partido a puertas cerradas... pero con público

No cuesta nada llegar al Parque Saroldi. No hay tránsito en sus alrededores. El único ruido lo ponen el canto de los pájaros en una estupenda tarde primaveral en el Prado. Apenas un par de jóvenes esperan a una cuadra, sentados en la vereda con termo y mate, con la camiseta de Peñarol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De afuera. Rodales, Ávalos y Mac Eachen vieron el partido desde la tribuna.

Sobre la tribuna oficial se ubican cerca de 200 personas que están habilitadas para este encuentro: periodistas, jugadores que quedaron afuera del banco de suplentes, otros integrantes de los planteles y los dirigentes.

"¡Vamo Sud América, eh!", se escucha como primer grito de guerra. El equipo "Buzón" sale a la cancha y es recibido con aplausos y mensajes de aliento.

"¡Eso es foul!", "¡cobranos una!", "se te está yendo el partido de las manos", fueron tres de las frases que en el primer tiempo se repetían a coro hacia el árbitro Jonathan Fuentes. Es que cerca de 30 personas vinculadas a la IASA vivieron el encuentro como cualquier fin de semana. Protestaron, gritaron el gol e insultaron al árbitro Jonathan Fuentes con total impunidad.

En el segundo tiempo, con el partido ya liquidado a favor del mirasol, la tranquilidad volvió al Saroldi. Ahí, solo se escuchaban las voces de las futbolistas y algunas indicaciones de José Emilio Galiana. Sin embargo, los mismos protagonistas de la tribuna se acercaron al alambrado para despedir al árbitro con insultos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)