TORNEO APERTURA

En un partido con un once alternativo, la capitanía de Peñarol se la llevó la experiencia

Ante el contexto del equipo que paró Mauricio Larriera, la cinta de capitán la terminó utilizando un hombre de mucho rodaje.

Foto: Estefanía Leal.
Foto: Estefanía Leal.

Mauricio Larriera, al igual que lo había hecho ante Cerro Largo, apostó a comenzar el juego ante Progreso con un once alternativo donde había pocos titulares y donde en su amplia mayoría estaba integrado por futbolistas con pocos minutos en la temporada de Peñarol o incluso que hacían su debut como Neto Volpi.

La ausencia de jugadores como Walter Gargano o Kevin Dawson en el plantel, que suelen portar la cinta de capitán, llevó a que la capitanía quedara vacante.

El once que presentó Larriera contaba con futbolistas que suelen ser habituales titulares como Jesús Trindade o Giovanni González, pero la cinta se la terminó quedando el “Mono” Pereira.

Maximiliano Pereira con la cinta de capitán en Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour.
Maximiliano Pereira con la cinta de capitán en Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour.

La experiencia del futbolista de 37 años y el hecho de ser un referente dentro del plantel aurinegro le terminó dando la posibilidad de portar la cinta en su brazo izquierdo y cruzarse con Gustavo Alles en el habitual sorteo previo al encuentro.

Un premio más para un futbolista que llegó al club con la intención de cumplir el sueño de vestir los colores de Peñarol y que ahora también tuvo la satisfacción de hacer como titular y sobre todo luciendo la cinta de capitán en el Campeón del Siglo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados