Desde el arco POR JOSÉ MASTANDREA

No es un partido más...

No es un partido más. Lo dicen los propios protagonistas. El clásico es otro partido. Es un campeonato aparte que juegan los grandes desde que el fútbol es fútbol en este país.

Las dos camisetas más gloriosas volverán a estar frente a frente hoy en el Centenario. Y como siempre, los vaivenes del encuentro, y el resultado por supuesto, traerán consecuencias para uno u otro equipo.

Bengoechea tiene que ganar. Munúa también. Los jugadores tienen que ganarlo. Y hasta los dirigentes, que sin entrar a la cancha, también lo juegan a su manera, cuando empieza el período de pases y contratan a los futbolistas y eligen a los entrenadores. Todos lo juegan, todos lo viven, algunos lo terminan disfrutando y otro sufriéndolo.

Por eso, no es un partido más. Es el partido del fútbol uruguayo, el que decide, el que marca.

Nacional y Peñarol volverán a estar frente a frente. Pero no jugarán por tres puntos. Jugarán por mucho más. Porque los clásicos encierran más que un resultado y generan consecuencias.

El deseo es que todo transcurra en paz. Es fútbol. Es pasión. Nada más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)