UNA GAMBETA

Paren de matar al fútbol

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

Lo único firme que se puede concluir de todos estos sucesos que se están viviendo en el fútbol uruguayo, es que todos en su justa medida están colaborando para que crezca el desinterés. Para que sea mayor el descreimiento sobre los dirigentes, para que reine por encima de todo la sensación de hartazgo. Si hasta algunos integrantes del mundo fútbol suelen describir este momento de crisis con una palabra: asco.

A lo mejor todavía no se dieron cuenta que en muchos hinchas ya se quebró la pasión por acompañar a los colores que tanto se amaron desde niño. Que, además, hay un quiebre económico que termina conspirando contra el espectáculo mismo. Que no ayuda para nada la radicalización de las partes. Que es tanto lo negativo que se lanza a la palestra que deja en evidencia que no nos quedan buenos, porque en todas las filas quedan flotando las sospechas de querer luchar por el poder más que por encontrar caminos que terminen colaborando para tener un fútbol serio, atractivo.

Ojalá surja alguien que marque una línea de conducción y todos vayan atrás suyo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º