DESDE EL ARCO

Tan parejo como emotivo

El Apertura está espectacular. Con Cerro puntero, Defensor Sporting pisándole los talones y Nacional al acecho sin puntos perdidos y dos partidos menos jugados. Pero Peñarol, Wanderers y El Tanque Sisley vienen en el pelotón y se suman a los que hoy están para pelear arriba.

Todos con propuestas diferentes, con planteles disímiles, y con otro peso. Los grandes, tienen todas las de ganar, pero cuando la pelota empieza a rodar, las fuerzas se equiparan. Es lo lindo que tiene el fútbol uruguayo, empareja, y por lo general, hacia abajo. Pruebas al canto: el partido que le planteó El Tanque Sisley a Nacional, y el que le planificó Araújo con su Rampla a Peñarol. Ejemplos claros de lo parejo que es todo, de lo difícil que se le hace a los grandes poder marcar y plasmar la diferencia.

Nacional terminó ganando por sus individualidades, por el gran manejo del plantel que tiene Martín Lasarte, y por esa jerarquía que posee en jugadores clase A.

Peñarol abrochó un triunfo épico. En los últimos 59 segundos dio vuelta un partido con 10 jugadores (offside mediante) pero lo hizo con el estilo, con el sello que impuso Leo Ramos: jamás baja los brazos, jamás se entrega, y busca el gol hasta el final.

Está divino el Apertura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)