EDUARDO ACHE

"Parece increíble: en Peñarol me reconocen más que en Nacional"

“Sarna con gusto no pica”, dice el viejo refrán. Y cae como anillo al dedo al Ec. Eduardo Ache (59) que irá por la reelección a la presidencia del Club Nacional de Football, en lo que sería, su cuarta presidencia en la institución, la segunda en forma consecutiva.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Ache

Lejos de meterse de lleno en el clima electoral, prefiere tomardistancia y hablar de los logros y de los proyectos. “Nunca voy a agraviar ni a insultar. No es mi estilo”, dice en el inicio de un extenso mano a mano con Ovación.

— ¿Por qué Eduardo Ache va a la reelección?

Muchas veces hacemos cosas por placer, en otros momentos es un deber, y yo creo que este momento es una mezcla del gusto de hacerlo, y también el deber de tener que hacerlo en un momento muy especial de Nacional, un momento de crecimiento, donde Nacional está viviendo esa transición del crecimiento de pasar de un club de 10.000 socios a más de 70.000, de pasar de un club que deportivamente se ha consolidado, que ha crecido económicamente, y creo que también se necesita la experiencia en momentos que son complejos, difíciles. Por eso, la reelección.

— El lema de su lista es "Generaciones para ganar". Y usted siempre recuerda a don Dante Iocco.

Porque al igual que mi padre (Nassim) y Restuccia, fueron hombres que dejaron una huella imborrable. Yo tuve el orgullo de vivir todo lo de Nacional desde muy chico. Y después tuve el orgullo de ingresar por primera vez en aquella lista de Iocco. Recuerdo que don Dante no sabía cómo decirme que tenía que ir en otro lugar de la lista. Le dije, don Dante, no se haga problema, ser suplente del onceavo es un orgullo, no importa donde esté… Esos son los ejemplos que a uno lo van marcando. Y a partir de esa elección, en 1998, empezamos a cambiar la historia. Cortamos el sexenio y desde el 2000 hasta ahora hemos ganado 10 torneos de 17.

— ¿ Por qué tantas críticas a su gestión, entonces?

— Eso me pregunto yo. Parece que todo es malo. Que nada sirve y se habla del presupuesto, cuando todos saben que bajamos enormemente el presupuesto. De tres años a esta parte, se bajaron 2 millones de dólares. Nosotros ya encontramos un club con un altísimo gasto y con un plantel que ganaba fortunas. Lo hemos regulado. Bajamos mucho el presupuesto y tenemos mayoría de jugadores formados en el club. Es poco creíble que todo sea malo. Y parece que sólo en el club no ven lo que logramos. El otro día escuchaba a un directivo de Peñarol (en El País TV, Ignacio Ruglio) decir que sólo habían ganado tres campeonatos en 15 años. Es increíble: en Peñarol reconocen más nuestro trabajo que en Nacional. Pero nosotros estamos convencidos que el club está sano, está fuerte.

— ¿Le molesta el tono de la campaña electoral?

— No es mi estilo. Nunca insulté, nunca agravié. Y siempre pongo el ejemplo que me tocó vivir con el Dr. Víctor Della Valle en una campaña electoral. El mejor momento en la historia de Nacional del 2000 al 2006, fue precisamente después de una elección muy reñida, donde tuvimos la inteligencia de no agraviar antes, y eso nos permitió trabajar juntos. Lo que no debemos confundir es que esto es un club, no es una campaña política. Es bueno plantear los matices, las alternativas, ya me tocó pasar por esto. El tema es que después las heridas tienen que volver a cicatrizar, y eso no es bueno.

— ¿Se podrá?

— Ese es el tema, porque todos queremos a Nacional, somos todos hinchas de Nacional. Nosotros estamos convencidos que nuestra propuesta es la mejor. Hay que tener espaldas anchas para afrontar lo que se viene, hay que tener experiencia. Hoy estamos viendo dos instituciones grandes, sólidas, y compitiendo, creciendo e invirtiendo, y nosotros estamos convencidos que se precisa el grupo de la Lista 5 que hace años que viene trabajando, que tiene la necesaria experiencia y creo que los hechos hablan por sí solos. Retomamos el terreno cedido en la AUF y reconstruimos el Gran Parque Central. Hemos logrado que las demás instituciones sigan nuestro camino. Marcamos un rumbo. Logramos barrer hacia adentro, tenemos un club equilibrado, que desde hace 10 años da utilidades. Hicimos un polideportivo sin inaugurarlo para que no digan que es parte de la campaña, Los Céspedes tiene más canchas, una cancha de césped sintético, mejoras edilicias. ¿Qué más se puede pedir? Hemos logrado una supremacía en el plano local, ganamos clásicos de atrás, en la hora, hace seis clásicos que no se pierde. Yo no creo que todo sea tan malo...

— Pero usted sabe que esas son las reglas de juego.

— Lo sé. Aprendí a mamarlo con papá, Restuccia, y Dante Iocco. Él me dijo que llegar a Nacional significaba dejar el orgullo y el ego de lado. Me comentó: va a tener que convivir con cosas, aguantar, verse enfrentado a un dilema, el interés del club o la defensa de su persona, que prime siempre la defensa del club. Hoy lo hemos vivido, el mayor orgullo que puedo transmitir es que ninguna vez nos han escuchado alguna palabra o agravio contra alguien de Nacional. Muchas veces hemos tenido que callar, ocultar o tapar cosas. Esto es más duro de lo que parece. Siempre tiene que primar la institución. Por eso recuerdo lo que vivimos con Víctor Della Valle. Estuvimos en una elección reñida. Era mucho más fácil agraviar y vivir exponenciando los problemas que había. Tuvimos una conversación, dijimos lo más importante el día después. Nos tocó ganar, nos tendió la mano y nos dijo: Eduardo, sos el presidente de Nacional y vamos a trabajar todos juntos por Nacional. El club empezó un proceso de transformación que otros lo están haciendo. Lo estamos viendo ahora, hemos revertido la historia en el plano local. Nadie lo puede negar.

— ¿Qué mensaje le puede dar al hincha, al socio?

— Que todos somos Nacional. Que no tengo la menor duda que aquí, en la lista 5, está representado un grupo de gente que ha demostrado lo que puede hacer. Y podemos seguir mejorando. Exhorto a que vaya la mayor cantidad de gente a votar. Ojalá nos elijan a nosotros y podamos estar todos sentados a construir un Nacional más grande. Espero que las heridas puedan cicatrizar. Nuestra postura no va a cambiar: ante cada ataque, agravio e insulto, silencio y propuestas, obras en construcción, Ojalá Nacional tenga 17 años mejores que estos.

LOS CLÁSICOS.

"Todos lo ven".

"El campeón del siglo, en 15 años, ganó tres campeonatos. En estos 15 años nuestras cifras clásicas bajaron bastante....", la palabra de Ignacio Ruglio, consejero de Peñarol, uno de los directivos más respetados de los últimos tiempos, fueron tomadas por el Ec. Eduardo Ache de cara a las elecciones de Nacional. "Esa es nuestra mejor propaganda. Yo escuché lo que dijo Ruglio en El País TV. Y no hace falta agregar más nada. Parece que en la vereda de enfrente reconocen más nuestros logros que en Nacional. Es poco creíble, pero es la realidad a la que nos enfrentamos. Hemos revertido mucho en estos años, hemos dado vuelta clásicos, hemos ganado finales, hemos logrado lo que antes no se lograba. Pero en el club no lo quieren ver", apuntó el actual presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)