Mirá el video

Un papel decisivo

En un segundo tiempo cargado de goles, Nacional venció a Juventud 3-2 y se apuntó un triunfo que refuerza el ánimo y lo deja primero en la tabla del Torneo Apertura. Sebastián Fernández (2) y Barbaro anotaron para los albos; Puerari (2) para los pedrenses.

Si no podés ver el video, hacé click acá.

Con este Nacional pasa algo como lo que ocurría con la selección de Sudáfrica: los goles y el pragmatismo ofensivo de Forlán y Suárez hacían la diferencia adelante, la personalidad de Lugano, Godín y Scotti atrás eran el alma del cuadro, pero el tono físico futbolístico del equipo lo daban el “Ruso” y el “Cacha” en el mediocampo.

En el caso de los tricolores, por más que fuera -y es- revolucionaria la idea “europea” de Munúa de jugar con presión, vértigo y por abajo, y el trabajo del Prof. Jorge Franco fuese nafta de avión para que los jugadores volaran, el tono de ese ritmo exultante y atípico para el fútbol de cabotaje se lo daban los piques, carreras, pasadas, y centros -altos, bajos, al primer y el segundo palo- que hacía De Pena por la izquierda del ataque.

Además, un goleador como Alonso era el agente capitalizador, de aquel volumen de juego que aportaba “Carlitos” con su ida y vuelta acalambrante.

Pues bien, porque De Pena se fue, y tal vez también porque la pelota en el Centenario no corre con la misma fluidez que en el Gran Parque Central, Nacional tuvo que reinventarse, lo que marca otro acierto de su DT: jugando con mayor lentitud, siendo previsible al llegar cerca del área contraria, quebró las líneas y, yendo arriba en forma equilibrada, dejó a Aja y Polenta atrás, puso a Fucile y Abero a la par de Romero y Porras, y con Amaral -entró por “Nacho” González- en posición de “10”, mandó a Barcia, Alonso y Barbaro de punta, formando un tridente ofensivo que, con las subidas profundas de Abero, se convirtió en cuarteto en forma casi constante.

En ese mapa, Nacional iba e iba -definiendo mal en la última o penúltima jugada- sobre un rival que, con un 4-4-2 ordenado, le daba la cancha y la pelota, pero no contenía en el flanco derecho, no mandaba en el juego de alto en su área, y era liviano en el contraataque, aunque en una de esas respuestas tenues, potenciado por el recambio veloz de Boselli, se puso en ventaja.

Lo que faltaba, entonces, lo puso el ingreso de Fernández: oportuno y picante, capitalizó las subidas de Abero y la pegada de Amaral, y en 13’ dio vuelta el resultado que, por ese impulso devastador para Juventud, pareció realista con el gol de Barbaro, y un espejismo con el segundo de Puerari: Nacional fue mucho más, sólo que para demostrarlo no le alcanzó con reinventarse; y precisó que “Seba” desempeñara un “Papelito” clave.

JUVENTUD 2-NACIONAL 3

Estadio: Centenario

Jueces: Jonathan Fuentes, Miguel Nievas y Javier Castro

Juventud: F. Carini; G. Colman, F. Platero, M. Pérez, R. Hernández; M. Mirabaje (46' J. Boselli), E. Romero (70' J. Lemos), M. Duffard, J. Varela; G. Puerari y M. Alonso. DT: Jorge Giordano.

Nacional: E. Conde, J, Fucile,J. Aja, D. Polenta, M. Abero; S. Romero, G. Porras, L. Barcia (52' S. Fernández), I. González (14' R. Amaral), A. Barbaro (81' L. Otormín) e I. Alonso. DT: G. Munúa

Amarillas: 5' Romero (N), 31' Fucile (N), 37' Varela (J)j, 48' Colman (J), 63' Hernández (J)

Goles: 50' Puerari (J), 53' S. Fernández (N), 65' S .Fernández (N), 72' Barbaro (N), 75' Puerari (J)

Sebastián Fernández y la boca llena de gol. Foto: Fernando Ponzetto
Sebastián Fernández y la boca llena de gol. Foto: Fernando Ponzetto
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)