FÚTBOL

Pantalla caliente: Turner y Fox vienen por el fútbol uruguayo

Como socios estratégicos ya tienen el argentino y ahora proponen a la AUF crear su propio canal de TV.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Televisación. Tenfield tiene los derechos del fútbol local asegurados hasta 2025. Foto: Fernando Ponzetto

Tenfield está bajo intenso fuego cruzado. Como nunca antes la empresa que ha tenido los derechos del fútbol uruguayo desde 1998 hasta hoy recibe embates desde todos los flancos. Lo que pareció ser un intento aislado de los futbolistas de la Selección por acercar una oferta de ropa deportiva, fue solamente el primer viento de un huracán categoría cinco que se cierne sobre la sede de la calle Divina Comedia que incluso puede terminar con la pérdida de los derechos televisivos del fútbol local adquiridos hasta 2025.

Parece una locura afirmar esto, pero en estos momentos en el entorno del fútbol, con los acontecimientos que han ocurrido últimamente, existe el convencimiento de que todo puede ocurrir, principalmente porque hay un fuerte conglomerado internacional con intenciones de aterrizar en el fútbol uruguayo y colaborar con los jugadores en su deseo de profesionalizar todas las estructuras de la AUF.

La camiseta.

Los jugadores celestes dieron el primer paso y, desde la posición que "no es contra nadie sino a favor del fútbol uruguayo", acercaron la propuesta de Nike para vestir a la selección. La asamblea de clubes dio el segundo golpe al aprobar por 10 votos contra 9 lo actuado por el Consejo Ejecutivo de la AUF, continuar las negociaciones con la firma con casa central en Holanda y dejarlo en libertad para firmar un precontrato. Así se hizo, aunque Tenfield tenía una carta en la manga: aplicar el derecho de preferencia que le daba el contrato aún vigente e igualar la oferta para mantener los derechos sobre la camiseta de Uruguay.

Así lo hizo, mantuvo a Puma como socio técnico y volvió a quedarse con los derechos sobre a Celeste hasta 2023. La empresa de Francisco Casal, Nelson Gutiérrez y Enzo Francescoli daba su contragolpe (con todas las de la ley) y parecía ser definitivo. Pero no.

Imagen.

Los futbolistas de la selección estaban convencidos de que la propuesta de Nike que arrimaron no iba a pasar el filtro de la asamblea. Mucho se sorprendieron cuando sí fue aprobado, pero por las dudas se guardaron una segunda carta fuerte: la negociación de los derechos de imagen.

Habían advertido en el primer comunicado que esto era algo que pretendían renegociar en virtud de que el 31 de diciembre de este 2016 caduca el acuerdo con Tenfield (según ellos), aunque luego la empresa advirtió que tiene dos años más de acuerdo con la Mutual por los derechos de imagen de todos los futbolistas del fútbol uruguayo, ya sea los locales como los internacionales.

Lo concreto es que, una vez que Tenfield igualó la oferta de Nike (US$ 24,5 millones por siete años) y se quedó con los derechos de la camiseta, los jugadores mostraron su segunda carta al endurecer el comunicado. Anunciaron que desde ese momento (octubre) no cederían más sus derechos de imagen "a intermediarios, ni vamos a tolerar que éstos intenten comercializarlos y explotarlos en perjuicio del fútbol uruguayo".

Llegaron a Montevideo para la doble fecha de Eliminatorias ante Ecuador y Chile, lucieron ropa de entrenamiento sin auspiciantes y sacaron toda publicidad a la hora de brindar conferencias de prensa. El tema aún está por resolverse.

Despertar local.

Ese segundo comunicado de los seleccionados tuvo repercusiones locales. Los futbolistas de los equipos profesionales del fútbol uruguayo reaccionaron, se pusieron del lado de los internacionales y comenzaron a aparecer llamados para rebelarse. Esto tuvo su punto de ebullición el jueves por la noche, cuando en una reunión de representantes de todos los planteles se decidió pelear por los derechos de imagen de un fútbol que "produce 45 millones de dólares al año por concepto de televisión de abonados y menos de 9 quedan para la AUF", según el comunicado de los futbolistas. Esto fue catalogado por los propios profesionales que actúan en el país, en el escrito que emitieron, como el "despertar".

Al abordaje.

A su vez, desde el exterior llegan noticias que abren nuevas expectativas a la AUF. El Grupo Turner y la cadena Fox acaban de cerrar en Argentina el trato para quedarse desde el 1º de enero próximo con los derechos del fútbol local, que estaba en poder del Estado hasta 2019. Y ahora este conglomerado pretende aterrizar en Uruguay.

Euromericas Sport Marketing, líder mundial en marketing e imagen deportiva y que acaba de instalar su oficina en Montevideo, estuvo en las negociaciones con Argentina y anunció a Ovación que se traerá a Uruguay una propuesta revolucionaria. "La posibilidad de la oferta de compra de los derechos televisivos del fútbol uruguayo proviene de un conglomerado de empresas norteamericanas, hacia un diseño de modernización de las estructuras para los clubes y una plataforma comercial con un plan de Marketing e Imagen. No solo considera la esfera económica, sino un nuevo esquema de profesionalización en la asignación de los recursos de modo tripartito", explicó Gerardo Molina, CEO de Euromericas Sport Marketing.

La innovación es transversal y sería la creación de un canal propio de la AUF. "El monto de la negociación contemplaría una suma fija y otra variable, que abarca la explotación de las propiedades deportivas de la Selección Nacional y del futbol local, televisación al exterior, televisión digital, e-sports y la creación de un canal deportivo propio. En la propuesta se está evaluando un programa de intercambio internacional de eventos anuales con una empresa de medios y financiera de Asia, que será la socia estratégica del nuevo oferente. Esta iniciativa desea vincularla comercialmente a la marca país, fútbol uruguayo", detalló Molina.

Este conglomerado de medios entiende que "el mercado del país no se ha hecho crecer y se requiere para ello una mayor transparencia para el desarrollo de talentos, un plan de seguridad en los estadios, sistema de incentivos económicos a los clubes por cantidad de audiencia y mejora de los servicios en los estadios", continuó explicando Molina, especialista en reingenierías deportivas de la empresa Euromericas Sport Marketing.

"Pero además es relevante la estrategia que se manejaría con la publicidad y la pauta publicitaria, ya que se establecería un esquema conjunto comercial de ingresos compartidos, para lo que se fijaría un cobro de porcentajes por rubros. Esto permitiría poder liberar partidos de modo gratuito y ganar dinero a la vez", acotó el profesional.

Lo concreto es que este conglomerado norteamericano estima que negociar con Tenfield y la AUF no será sencillo, pero ello no lo detiene porque esta clase de acuerdos son complejos. Molina contó que en Argentina "comenzó todo en enero y hubo una gran puja de muchos sectores de poder, pero se terminó con un modelo que tras mostrar amplios beneficios económicos, al ser revisado dejó su estructura en un colapso".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados