CLÁSICO SUSPENDIDO

“¡Paños tibios, no!”

Juan Ahuntchain dijo que no se podía seguir emparchando y que se estaba corriendo a la gente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gerente. Ahuntchain analizó lo sucedido. Foto: Fernando Ponzetto

Es lamentable que hayamos llegando a estos extremos. Esta es una situación que se viene arrastrando y a la que la que le seguimos poniendo paños tibios. Sin resoluciones de fondo va a ser difícil solucionar este problema”, dijo el gerente de fútbol de Peñarol, Juan Ahuntchain.

“Estamos corriendo a la gente. Cada vez hay más dificultades para venir a ver un espectáculo, para sacar las entradas, para estacionar, para todo. Estamos matando a la gallina de los huvos de oro, todos los que estamos involucrados en el fútbol. Si no hay medidas importantes y de fondo, no hay solución. Paños tibios ya se han puesto mucho y muertes ha habido muchas. Es el momento de tomar alguna medida”, agregó Ahuntchain.

“Hoy sucedió esto en la Amsterdam, pero si vamos para atrás llegamos a lo que sucedió en Santa Lucía. Y si seguimos para atrás hay otros hechos. No es un equipo en sí. Todos sabíamos que los ánimos después de Santa Lucía no iban a estar de la misma manera. Hasta un niño de ocho años se daba cuenta que era el momento para parar el fútbol y tomar otro tipo de medida. Pero se pidió para continuar y así vamos, emparchando y emparchando”, enfatizó el gerente de fútbol.

“En su momento Damiani había dicho de parar el campeonato, lo que pasa es que cuando no tenés chance en un torneo se toma como que por eso lo querés parar. Pero no se trata de eso, una copa no significa tanto como la vida de la gente que le gusta el fútbol. Es muy duro. Nosotros no estamos acostumbrados a estas cosas. El Uruguay no está acostumbrado a este tipo de cosas. Parecemos otro país. Hay que tomar decisiones, encauzar a la gente que viene para que disfrute del partido y nada más”, finalizó Ahuntchain.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados