Historias

El padrino marca fuerte

Lugano recibió un ofrecimiento y su contrapropuesta introdujo a jóvenes de barrios vulnerables en un mundo mágico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obsequio. El zaguero les regaló y firmó banderines de la AUF a los jóvenes que invitó al Complejo.

Lo conocían. O creían conocerlo, porque Diego Lugano ya había participado en el programa "Pelota al Medio a la Esperanza", que el Ministerio del Interior impulsa con el objetivo de mejorar la convivencia ciudadana, fundamentalmente entre adolescentes de contextos sociales críticos, vulnerables y/o problemáticos.

"Hace 15 días le ofrecimos que fuera padrino de la iniciativa Pelota al Medio Universitario; pero cuando le hablamos, nos dijo: Si voy a ser padrino, quiero tener alguna actividad con los jóvenes, conocerlos, porque una cosa es ser padrino simbólico, yo quiero que ellos me conozcan personalmente, que yo pueda conocerlos a ellos, y también poder saber sus historias", fue la respuesta del emblemático capitán de "la Celeste" hasta que dejó de jugar en la selección por una lesión sufrida en el debut de Uruguay ante Costa Rica en el Mundial pasado.

Es más, fiel a su forma de ser, y con una autenticidad ajena al marketing, el zaguero le hizo una propuesta de carácter muy reservado a Agustín Iparraguirre, uno de los encargados de la coordinación general del programa: "Como estoy recuperándome de la rodilla y entrenando en el Complejo Uruguay Celeste, un día les damos una sorpresa a los chiquilines, los invitamos a participar de una clínica de fútbol, yo me meto en la práctica, después recorremos las instalaciones, les muestro todo y hablo con ellos un buen rato".

Así fue. Mejor dicho: fue, de nuevo, muchísimo más de lo que los representantes del Ministerio del Interior podían haber imaginado; porque, según contó Iparraguirre, el jugador no sólo "llevó a los muchachos a hacer una recorrida por donde ellos (los jugadores cuando están concentrados) almuerzan, cenan, desayunan, la lavandería del Complejo, y hasta les mostró el vestuario", sino que también "dejó mensajes muy fuertes a los jóvenes, pues que un capitán de la selección les hable de estudio, de sacrificio, de comportarse bien con su entorno, de que hay que colaborar con la familia, son cosas muy profundas, con las que los chiquilines quedaron marcados".

Tal como lo había propuesto, Lugano se cambió y, ya con ropa de entrenamiento, compartió una práctica de fútbol junto al grupo de 25 estudiantes con el cual el Ministerio del Interior lleva adelante la iniciativa denominada "Pelota al Medio Universitario", que se trata de un emprendimiento singular y pronto para empezar a ser desarrollado en el corto plazo.

Básicamente (ver nota aparte), la iniciativa se basa en la participación de un equipo de fútbol integrado por jóvenes estudiantes que viven en barrios considerados vulnerables, por lo cual la actitud de Lugano no dejó de sorprender cuando dijo, según contó Iparraguirre, que "mientras esté en Montevideo va a ir a algunos de los partidos que jueguen los muchachos en la Liga Universitaria, participará de algún entrenamiento, e irá a los centros de estudio para saber cómo les va a los chiquilines en el liceo, algo que para el objetivo del programa es de una importancia muy grande, ya que lo que se busca, por encima de la competencia deportiva, es darle oportunidad a los jóvenes para que puedan sobreponerse a las dificultades que los rodean y salgan al frente por un camino de sacrificio, honesto y de trabajo".

El plantel de 25 futbolistas que participará en la categoría Sub 18 de la Liga Universitaria está compuesto por jóvenes no reglamentados como jugadores de la Asociación Uruguaya de Fútbol y que, después de haber disputado el torneo interliceal denominado "Por la Convivencia y el Juego Limpio", que involucró a más de 600 estudiantes menores de 17 años provenientes de 20 liceos públicos de Montevideo y culminó en octubre pasado, resultaron elegidos y recomendados por docentes y compañeros de los centros educativos a los que asisten, más que por sus destrezas para la práctica del fútbol, por sus aptitudes para contribuir a la promoción de la convivencia, su buena conducta y, además, un desempeño académico aceptable.

Lo que se dice un cuadrazo, armado en base a la estrategia que busca el resultado de jugar mejor afuera que adentro de la cancha. Al fin y al cabo, a estos botijas, padrino no es lo que les falta. Al contrario. El que tienen es capaz hasta de darles más de lo esperado por quienes fueron a buscarlo; y los va a "marcar" con la fuerza y determinación propias de Lugano. Casi nada.

Cátedra: Coito, Capalbo, Déborah y Andrés Silva.

"Pelota al Medio a la Esperanza" es un programa institucional del Ministerio del Interior que en el plano competitivo no sólo involucra al fútbol. Su alcance, apuntando siempre al aspecto social es mucho más vasto.

En ese sentido, otras áreas comprendidas hasta ahora son las que tienen que ver con el atletismo y el básquetbol.

En el primer caso, el emprendimiento ha puesto en funcionamiento una escuelita de atletismo, que está a cargo de dos destacados atletas, como Déborah Rodríguez y Andrés Silva, quienes viajan en forma especial desde Maldonado una vez a la semana.

La escuelita de atletismo sienta sus reales todos los jueves por la mañana en la pista oficial del Parque Batlle.

En cuanto al básquetbol, es una figura de la talla de Marcelo Capalbo, quien dicta clínicas para jóvenes que, al igual que en atletismo, proceden de barrios capitalinos como Borro, Marconi y Casavalle.

Cabe destacar que la coordinación general del proyecto a nivel de fútbol está a cargo de Fabián Coito, actual entrenador de la selección Sub 20 de Uruguay que se prepara para participar en el Mundial de Nueva Zelanda.

Coito ejerce la supervisión técnica y la planificación deportiva de "Pelota al Medio a la Esperanza", en una labor de proyección social que no le es desconocida, sino todo lo contrario: en los últimos años, y hasta no hace mucho, el técnico cumplió una función similar en un proyecto que contempló la práctica periódica del fútbol para los reclusos que se encuentran detenidos en distintos centros carcelarios.

Coito, precisamente, supervisó el desarrollo del torneo interliceal denominado "Por la Convivencia y el Juego Limpio", que reunió a más de 600 estudiantes y culminó en octubre del año pasado.

Los partidos de la vida en la Liga Universitaria.

Los 25 jóvenes que integran el plantel con el cual el Ministerio del Interior lleva a la práctica la iniciativa denominada "Pelota al Medio Universitario", entrenan dos veces por semana en las instalaciones del Comando del Ejército, ubicado en Bulevar Artigas y Colorado.

Los componenentes del citado grupo llegan al lugar después de haber concurrido a clase en sus respectivos liceos en horas de la mañana y lo primero que hacen es compartir alimentos rápidos de digerir, para de esa manera estar físicamente aptos para entrenar al poco rato.

De 15:00 a 17:00 se realizan los trabajos de campo, luego de los cuales los futbolistas toman una merienda y, entre las 18:00 y las 19:00 se van de regreso, en dirección a sus casas.

Agustín Iparraguirre, que junto a Andrés Payssé es uno de los coordinadores generales del programa "Pelota al Medio a la Esperanza", explicó que la mecánica de "Pelota al Medio Universitario" tiene su fundamento en que la iniciativa se lleva adelante con muchachos "de barrios vulnerables; para participar en el equipo que va a jugar en la Liga Universitaria, tienen que estudiar sí o sí, y eso nos viene bien, porque de esa manera, en los días de entresemana están estudiando de mañana, haciendo deporte por la tarde y, encima, cuando llegan los domingos, tienen partidos motivantes, en lindas canchas y, lo que es muy importante, contra chiquilines de otros barrios, algo que hace que ellos se sientan incluídos y con ganas e incentivos para seguir adelante".

El plantel que jugará en la Liga Universitaria está conformado por jóvenes de los barrios Rincón del Cerro, Cerro, Colón, Peñarol, Paso Molino, Casavalle, Puntas de Manga, Malvín Alto, Piedras Blancas y Bella Italia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)