SELECCIÓN

El pabellón está en buenas manos

Diego Godín recibió del Presidente la que llevarán a Rusia y defenderán con alma y vida.

Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

E n medio de la preparación que la selección viene llevando a cabo para el Mundial de Rusia -ayer entrenaron en doble horario-, los celestes recibieron una visita diferente. La del presidente de la República, Tabaré Vázquez.

En las afueras del Complejo se vivía un clima poco habitual. Policías de Tránsito que no dejaban estacionar a nadie y que apresuraban a los vehículos que por allí pasaban. Es que estaba por llegar el Presidente, quien un rato más tarde le entregó al capitán Diego Godín, el pabellón nacional que llevarán a Rusia.

El sencillo, pero emotivo acto tuvo lugar en la sala de prensa del Complejo con la presencia del plantel y los funcionarios de la selección, además de autoridades nacionales.

“Que hoy venga la máxima autoridad de nuestro país es todo un acontecimiento para nuestra casa. Lo agradecemos y lo valoramos. Sabemos a dónde vamos, a qué vamos y lo que vamos a representar”, dijo Tabárez dándole la bienvenida a Vázquez, quien visitaba por primera vez la concentración celeste. Y que realizó una recorrida por el lugar con el técnico como guía.

“Me embarga una gran emoción por estar acá”, dijo por su parte el Presidente, quien recordó una anécdota de su niñez, cuando en la cancha de Liverpool jugó Peñarol y todos los niños del barrio fueron a ver al gran Obdulio Varela.

“Quiero saludarlos en nombre del pueblo uruguayo, no hay otra institución en el país que reciba tanto cariño como la selección. Y quiero agradecerles. Ustedes nos hacen sentir orgullosos, por lo que hacen dentro de la cancha y por los valores que transmiten fuera. Y por la solidaridad que han demostrado con quienes más lo necesitan”, agregó el Presidente, quien había comenzado su discurso admitiendo que era un “patadura” jugando al fútbol y que nunca hubiera llegado a la selección. Luego se refirió a la confianza que siente el pueblo en la selección.

“Ustedes han conquistado la confianza del pueblo uruguayo. Y cuando regresen van a volver a sentir el cariño, el afecto y el agradecimiento, más allá de los resultados”, finalizó Vázquez. Y procedió a entregarle la bandera a Godín. “Es difícil hablar después del presidente”, admitió el capitán Diego Godín, tras recibir el pabellón de manos de Vázquez y de ser aplaudido por todos sus compañeros.

“Tenemos la mayor ilusión del mundo, como todos los uruguayos que estamos soñando antes de algo tan importante. Sabemos a lo que vamos, tenemos mucha ilusión, y vamos a representar a Uruguay de la mejor manera posible. Vamos a correr con los tres millones de uruguayos que nos apoyan”, dijo el capitán.

Al final se sacaron una foto conjunta, y Vázquez quedó ubicado junto a Suárez quien sostenía una de las puntas de la bandera. Luego, el mandatario despidió uno por uno a los futbolistas con un abrazo y el deseo de buena suerte. “Que la suerte les acompañe en esta justa tan importante y sea cual sea el resultado, ¡muchas gracias!”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)