UNIVERSITARIO

El oro está en casa: la selección de UdelaR llegó a Montevideo en medio de la alegría

Familiares, amigos y allegados recibieron al plantel que ganó la Copa del Mundo de fútbol universitario que se disputó en China.

El arribo de la selección de fútbol universitario de UdelaR a Carrasco. Foto: Francisco Flores.
El arribo de la selección de fútbol universitario de UdelaR a Carrasco tras consagrarse campeones de la Copa del Mundo FISU en China. Foto: Francisco Flores.

El sector de arribos del Aeropuerto Internacional de Carrasco se vio algo desbordado en la mañana del miércoles. Pasadas las 9:00, mucha gente se concentró esperando a un grupo de jóvenes que dejaron a Uruguay en lo más alto.

“¿Quiénes llegan?”, “¿a quiénes esperan?”, “¿son los del fútbol playa?”. Las preguntas se multiplicaban entre la gente que esperaba a otros familiares pero que se sorprendían al ver la fiesta que se montó en la principal terminal aérea del país.

Los que llegaban eran los jugadores de la selección universitaria de Uruguay que representada por la Universidad de la República a través de la Liga Universitaria de Deportes ganó la Copa del Mundo organizada por la Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU) en la ciudad de Jinjiang, China.

Familiares y amigos esperando a los campeones universitarios. Foto: Francisco Flores.
Familiares y amigos esperando a los campeones universitarios. Foto: Francisco Flores.

Madres y padres que esperaban a sus hijos, novias que aguardaban por ese beso y abrazo con su pareja, amigos que querían la foto y el grito de “dale campeón, dale campeón” se adueñaba de la zona de arribos.

Hasta que alrededor de las 9:30 aparecieron los jugadores y apenas cruzaron la puerta se desató la alegría. Dejaron sus carritos con las valijas y juntos empezaron a saltar y cantar: “Muchas gracias, jugadores, gracias por esta alegría. Muchas gracias jugadores, la copa está en a vitrina”.

Emoción, lágrimas, abrazos. El esperado reencuentro de los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes con sus familiares tras la conquista en China fue sinónimo de unión y confianza, esa que depositaron en un grupo de jóvenes que viajó con el objetivo de ir partido a partido, pero que se fue encontrando con un escenario tan favorable y motivador que lo llevó nada menos que a definir el título de campeón y además, ganarlo.

Los jugadores no paran de celebrar la obtención de la Copa del Mundo FISU. Foto: Francisco Flores.
Los jugadores no paran de celebrar la obtención de la Copa del Mundo. Foto: Francisco Flores.

“Fue una experiencia única, lejos de nuestro país y la familia, pero fue algo increíble y muy disfrutable. Es muy difícil entenderlo y también explicarlo porque fuimos profesionales durante 20 días”, le contó Nicolás Chaia a Ovación tras el arribo a Montevideo.

Alejandro Heguy, entrenador del equipo uruguayo, dijo que toda esta consagración “es la frutilla de la torta para un proceso largo porque hoy en día no es fácil ganar a ningún nivel y este grupo lo hizo, lo logró y estamos muy felices”.

Los emotivos abrazos entre los jugadores y sus seres queridos. Foto: Francisco Flores.
Los emotivos abrazos entre los jugadores y sus seres queridos. Foto: Francisco Flores.

“Sabíamos de la repercusión que esto había tenido en Uruguay pero no imaginábamos esto. De a poco vamos cayendo en lo que se consiguió y el orgullo que tenemos es increíble”, contó Santiago Pallares, el mejor jugador de la Copa del Mundo de fútbol universitario que tuvo a Uruguay como primer campeón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)