DESDE EL ARCO

Un operativo para recibir a Trump

JOSÉ MASTANDREA

José Mastandrea

Y llegó nomás. Algún día se iba a dar. Después de muchos años y de millones y millones de dólares invertidos, los grandes lucen con orgullo sus estadios.

Se terminó el Centenario. Hoy hay un sentido de pertenencia enorme y se nota en las tribunas y en esa pasión de los hinchas.

Llegó el día. Y será un hecho histórico, ya que por primera vez en el profesionalismo se jugará un clásico en el estadio de Peñarol, y lo mismo sucederá en el Clausura, cuando le toque a Nacional ser local.

Es una pena que el operativo de seguridad se parezca más a un operativo anti-terrorista con la presencia de Donald Trump, que a la de un partido de fútbol.

Da pena que se “encapsulen” a los hinchas visitantes y que no se permita que los equipos salgan a la cancha con sus mascotas.

¿Es el regreso de la familia al fútbol? ¿Realmente se está preparado para un clásico con ambas parcialidades? ¿No hubiese sido mejor que Peñarol y Nacional tuviesen su fiesta sin público visitante? Yo creo que sí. Por ser la primera experiencia, por tratarse del primer clásico fuera del Centenario, lo mejor hubiese sido jugarlo con público local. Y en la revancha, igual.

Ojalá sea una fiesta y que todo termine en paz. Que no haya ningún problema antes, durante o después y que de a poco se vuelva a jugar sin temor a los violentos. No va a ser fácil.

El de hoy será un clásico histórico. Y todos los protagonistas lo saben. Lo bueno es que lo han asumido con responsabilidad y todos (técnicos y jugadores) le bajaron el perfil: “Es un partido de fútbol, nada más”. Y tienen razón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)