DESDE EL ARCO

Se olvidó de los pobres

JOSÉ MASTANDREA

JOSÉ MASTANDREA

Wilmar Valdez eligió irse por la puerta de atrás. Renunció a la AUF y a participar de la asamblea eleccionaria de hoy. Solo él sabrá sus razones, pero dejó un manto de sospecha que nada bien le hace al fútbol.

Estuvo a punto de cumplir los cuatro años de conducción, pero se bajó antes quizás cansado de las críticas y tal vez dolido por el poco respaldo que tenía después de su mandato. Quedaron en la pugna por el sillón presidencial Arturo Del Campo y Eduardo Abulafia, dos hombres de fútbol de reconocida trayectoria, que según dijeron están dispuestos a mejorar el fútbol local. Y ahí precisamente estuvo la gran falla de Valdez & Cía. Se desentendieron de los clubes, de la problemática del día a día, de la crisis económica que los acucia y se dedicaron a lo internacional. Entre la FIFA y la Conmebol, se olvidaron de la AUF. Y se acostumbraron a viajar, a codearse con los “popes” de Europa y no le prestaron atención a los clubes del medio. Grave error. Hoy, esos mismos clubes, con el poder del voto, estaban dispuestos a votar por un cambio de gestión, mucho más realista, mucho más uruguaya, que atienda las necesidades de “los de acá” y no despilfarre millones de dólares como si fuese un fútbol rico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)