OJO CRÍTICO

No se olviden de los que atacaban

EDWARD PIÑÓN

En las primeras de cambio, los que se afilian a una idea futbolística conservadora arremeten con fuerza cuando un equipo que intenta ganar bajo el estilo del fútbol de posesión y ataque recibe un cachetazo. Sí, de forma inmediata son capaces de certificar que la única manera posible de conseguir resultados para el fútbol uruguayo es la de echar cola contra el área y salir de contragolpe.

EDWARD PIÑÓN

Es automático. Emergen ponderaciones para una historia ganadora en base al bloque defensivo. Y yo siempre suelo preguntarme, qué hubiese sido del Uruguay de Obdulio Varela y la pelota bajo el brazo si Juan Alberto Schiaffino y Alcídes Ghiggia no le metían dos goles a Brasil.

Qué hubiese sido del Peñarol de los 60 y del legendario “Tito” Goncalves sin Rocha, Spencer, Joya y Abadie. Y del Nacional del 71 de los guerreros “Peta” Ubiña y Montero Castillo sin el talento de Luis Cubilla, Ildo Maneiro y los goles de Luis Artime.

O qué hubiese sido del Uruguay de la década del 30 del afamado caudillo “Mariscal” Nasazzi sin Héctor Scarone (nominado mejor jugado del mundo) y los goles del “Vasco” Cea o el “Manco” Castro.

Cuando Uruguay o sus equipos levantaron copas fue porque defendieron bien. Y... porque atacaron mejor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados