AUF

OFI endurecerá su posición y pedirá el dinero de Conmebol para construir un complejo

La otra posibilidad que se maneja entre las instituciones deportivas del Interior es que se lleve adelante un torneo promocional con los clubes que sí querían la Copa Uruguay.

Unas 7.000 personas fueron testigos, en el estadio Landoni, de la gran final del Interior
OFI hará pesar su papel en el Congreso.

La batalla política se instalará en el Congreso del fútbol uruguayo, porque OFI seguirá acompañando al Ejecutivo de la AUF, pero endurecerá su postura y será inflexible en aspectos políticos y administrativos de la organización del deporte. De hecho, el malestar que existe por la decisión que adoptó una mitad de los clubes profesionales de rechazar la disputa de la Copa Uruguay, tendrá consecuencias fuertes.

Voceros de OFI remarcaron que de manera inmediata se solicitará a la AUF que la línea de crédito que Conmebol había dispensado para la organización de un torneo promocional y de desarrollo integrador se les conceda para poder realizar un centro de alto rendimiento.

La solicitud de distribución democrática de los ingresos del fútbol ya es un tema que OFI tiene en carpeta para hacer pesar en el Congreso del fútbol, dado que así la defienden los nuevos estatutos, pero en este caso se accionará con mayor celeridad en virtud de que los ribetes políticos esgrimidos para rechazar la disputa de la Copa Uruguay dejan en evidencia que se sigue discutiendo el nuevo modelo. OFI comprobó una vez más que una parte del fútbol profesional pretende seguir teniendo el poder absoluto.

La petición de los recursos que puede entregar Conmebol quizás no sea la única fórmula que se eleve al Ejecutivo de la AUF, porque muchos de los clubes del Interior que iban a competir en la Copa Uruguay también manejan la idea de competir con los equipos capitalinos que sí levantaron la mano para aprobar el certamen.

En este caso, se trataría de un campeonato organizado por OFI y con invitación a los clubes de Montevideo, lo que permitiría que no sea un certamen oficial y habilitaría la colaboración de Conmebol.

Los dirigentes de las instituciones del Interior del país también profundizarán de forma enérgica la reglamentación de los derechos de formación para el mercado interno y el costo de las transacciones del Interior para el fútbol profesional.

Incluso no se descarta que aquellas instituciones que se quedaron sin posibilidades de jugar la Copa Uruguay se agrupen y resuelvan cerrar las puertas a futuras negociaciones con los equipos que rechazaron la realización del campeonato.

Esto no puede ser una determinación de OFI porque hoy forma parte de la AUF y debe regirse por los estatutos de FIFA, pero nadie puede obligar a un club del Interior que acepte transferir a un jugador a determinado club.

El enojo que existe porque se afectó el concepto de desarrollo e integración se avisa desde OFI que "no les saldrá gratis" a los clubes profesionales. La Copa Uruguay era una buena señal integradora que podría haber atemperado a algunas posturas, ahora empezará una fuerte batalla política.       

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados