CLÁSICO

Cero confianza: Oferta por Erazo afectó un acuerdo

Una transferencia que al final no se hizo, generó una grieta entre los dos grandes.

Foto: Leonardo Mainé
Foto: Leonardo Mainé

Un fichaje que al final no se hizo para ninguno de los dos equipos, el del zaguero ecuatoriano Frikson Erazo, terminó generando una grieta en la confianza entre las dirigencias de Nacional y Peñarol.

El avance que se había logrado -por entender que hay pautas económicas, institucionales, sociales y deportivas que los debe mostrar firmemente unidos- sufrió un revés importante. Al menos en el espíritu de los dirigentes tricolores, quienes encontraron una acción que no esperaban, porque habían acordado no dar pasos que al final los terminara perjudicando a ambos.

El desenlace de la historia es que ahora en filas de Nacional, especialmente en su nuevo presidente José Decurnex, se mirará de otra forma todo lo que se hable con Peñarol.

El desarrollo de este hecho tiene como origen la negociación por el fichaje del zaguero ecuatoriano Erazo.

Según narraron a Ovación fuentes involucradas en la operación, el nombre de Erazo apareció por Los Céspedes antes que en Los Aromos, pero no con mucho tiempo de diferencia, porque como suele ocurrir en estos casos -más cuando los empresarios saben que los dos grandes buscan un jugador de las características que ellos representan- se llama a las dos puertas para provocar la competencia.

Erazo. El zaguero al final no vino a Uruguay.
Frickson Erazo. El zaguero al final no vino a Uruguay.

Nacional, que había aprobado el nombre del jugador, realizó una oferta que se colocó al tope de su pauta salarial. Dólares más o menos, por los datos ofrecidos a Ovación, el monto estaba entre los 25.000 y 30.000 dólares.

Horas después, Peñarol -que también entendió que se trataba de un gran refuerzo para el equipo- asumió el reto de contratar al futbolista y, dejando de lado aquel acuerdo de no inflacionarse subiendo las apuestas económicas, tiró arriba de la mesa un monto ostensiblemente superior.

La jugada que se procuró llevar adelante por parte del representante del futbolista de volver a recibir un incremento de los haberes para Erazo desde el Parque Central no tuvo efecto positivo.

En filas albas le indicaron que siguiera negociando con los aurinegros y le bajaron la cortina. Lo hicieron con tanta fuerza que ni siquiera la abrieron nuevamente cuando volvió cantando bajito y ofreciendo un contrato a rendimiento tras haber sido descartado por los carboneros.

Quedó claro, además, que esa situación erosionó la relación entre José Decurnex y Jorge Barrera, comunicada de forma expresa en un intercambio telefónico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)