PENSANDO EN EL ESTADIO CENTENARIO 2030

Qué ocurrió con los otros estadios que recibieron finales mundialistas

Cuatro terminaron demolidos, otros fueron renovados con cambios mayores o menores

Estadio Olímpico de Berlín
El Estadio Olímpico de Berlín fue remozado para 2006, pero se mantuvieron sus características originales

Ahora que se propone la renovación del Estadio Centenario, sede de la primera Copa del Mundo, surge la pregunta: ¿qué pasó con los otros escenarios que albergaron las finales mundialistas?

En el repaso aparecen estadios ya desaparecidos, otros remodelados. Los más recientes, por supuesto, se mantienen, aunque no todos con actividad plena. De los diversos modelos se pueden extraer enseñanzas para el futuro del Centenario.

1934. Estadio del Partido Nacional Fascista (Roma). Fue construido en 1911 y ampliado en 1927. Tenía capacidad para 47.000 espectadores. Demolido en 1957 para dar lugar al Estadio Flaminio.

1938. Estadio Yves du Manoir (Colombes, París). Edificado sobre los terrenos de un antiguo hipódromo en 1907, en 1921 fue reconstruido y ampliado para albergar los Juegos Olímpicos de 1924. Su capacidad era entonces de 45.000 espectadores. Propiedad del Racing Club de France, hoy se usa para rugby, atletismo y otras especialidades. Solo mantiene la tribuna oficial y un pequeño sector de una cabecera.

1950-2014. Estadio Maracaná (Río de Janeiro). Construido entre 1948 y 1950 para la Copa del Mundo del 50, con su capacidad de 200.000 espectadores era el mayor estadio del mundo. Volvió a ser sede principal de la Copa en 2014, para lo cual se mantuvo su fachada pero sus tribunas se demolieron y volvieron a construir para darles mayor pendiente, a un costo estimado de 300 millones de dólares. También se cambió el techo. Su capacidad hoy es de 84.000 espectadores. Por sus costos ha sido poco utilizado en los últimos años, lo que implicó ciertos deterioros.

1954. Wankdorfstadion (Berna). Construido en 1925, tuvo ampliaciones en 1942 y 1954. Para la Copa de 1954 su capacidad era de 60.000 espectadores. En 1997 se realizó un plebiscito en la zona para decidir su futuro: se aprobó la demolición del recinto y la construcción de un nuevo estadio en otro emplazamiento. Fue derruido en 2001.

1958. Estadio Rasunda (Estocolmo). Inaugurado en 1937, tenía una capacidad para 36.000 espectadores. En 2012 se construyó un nuevo estadio en una zona cercana, a un costo de 170 millones de euros. El Rasunda fue demolido y en su lugar se edificaron viviendas.

1962. Estadio Nacional de Santiago. Fue inaugurado en 1938 y ampliado a 70.000 espectadores para el Mundial de 1962. En 2003 fue declarado monumento histórico. Fue remodelado en 2010, aunque se mantuvieron sus características originales, con pista de atletismo y techo solo en la tribuna oficial. Hubo un proyecto para techarlo totalmente, pero fue postergado por razones económicas.

1966. Estadio de Wembley (Londres). Fue inaugurado en 1923 para albergar una exposición. Su capacidad entonces era de 100.000 espectadores. Fue sede principal de los Juegos Olímpicos de 1948. También se lo usaba para carreras de galgos. Remodelado en la década de 1960 para el Mundial 1966. En 2002 fue demolido para dar lugar a una construcción moderna, el Nuevo Wembley, a un costo estimado de 1.000 millones de euros.

1970-1986. Estadio Azteca (México). El primer estadio en recibir dos finales por la Copa del Mundo fue inaugurado en 1966, con capacidad para 110.000 espectadores (hoy reducida a 87.000). No ha sufrido cambios mayores en su estructura. Para el Mundial 2026 se proyectan cambios que tampoco modificarán su aspecto (se cambiará su red lumínica y se lo convertirá en un estadio “sustentable”).

1974. Estadio Olímpico de Munich. Fue inaugurado para los Juegos Olímpicos de 1972. Tras la construcción del Allianz Arena en Munich, no se lo utiliza para fútbol, sino para espectáculos, competiciones atléticas e incluso automovilismo y deportes sobre nieve.

1978. Estadio Monumental (Buenos Aires). Fue inaugurado en 1938 con tres tribunas en forma de herradura y capacidad estimada para 100.000 personas. En 1958 se comenzó a cerrar la herradura y para el Mundial 1978 se completó esa cabecera. No ha tenido otras remodelaciones importantes. Hoy puede albergar unos 70.000 espectadores. Desde hace algunos años su propietario, River Plate, maneja diversos proyectos para su renovación e incluso se habló de demolerlo para construir uno nuevo, pero la situación económica argentina congeló los planes.

1982. Estadio Santiago Bernabéu (Madrid). Fue inaugurado en 1947, todavía incompleto. A lo largo de los años fue sometido a numerosas ampliaciones y remodelaciones. En todos los casos el estadio creció hacia arriba, pues se emplaza en pleno centro de la ciudad. Actualmente está en plena reestructuración, que incluirá una cubierta total del recinto, por un costo estimado de 525 millones de euros.

1990 Estadio Olímpico de Roma. Fue construido en 1953 con vistas a los Juegos Olímpicos de 1960. Para el Mundial de 1990 se demolieron y volvieron a construir tres de las cuatro tribunas, y se añadió un techo. Se mantuvo la pista de atletismo. La capacidad bajó de 100.000 a 76.000 espectadores.

1994. Rose Bowl (Pasadena, Califormia). Un estadio inaugurado en 1922 pensando en el fútbol americano. Fue subsede de dos ediciones de los Juegos Olímpicos, 1932 y 1984. Su capacidad es de 100.000 espectadores. Pese a las exigencias de la FIFA, no tuvo ni tiene tribunas techadas. En su historia no ha tenido cambios mayores. Es monumento histórico nacional desde 1987.

1998. Stade de France (Saint-Denis). Construido especialmente para el Mundial de 1998. Su tecnología de tribunas retráctiles le permite adoptar diferentes configuraciones según el espectáculo que albergue, por lo cual su capacidad va de los 70.000 a los 90.000 espectadores. En su momento se informó de un costo de 400 millones de euros.

2002. Estadio Internacional (Yokohama). Inaugurado en 1998 con vistas al Mundial 2002, tiene capacidad para 72.000 espectadores. Costó 500 millones de euros.

2006. Estadio Olímpico de Berlín. Inaugurado en 1936 para ser la sede principal de los Juegos Olímpicos de ese año, fue restaurado para el Mundial 2006, a un costo de 50 millones de euros. Se le agregó un techo a las tribunas (una cobertura traslúcida sostenida por una estructura de acero). El anillo de butacas inferior se acercó más a la cancha. Sin embargo, el estilo arquitectónico original se mantuvo, incluida la pista de atletismo. Actualmente un senador alemán impulsa un plan para eliminar todo vestigio de estética nazi. Capacidad: 72.000.

2010. Soccer City (Johannesburgo). Fue construido en 1987 y parcialmente demolido para su reconstrucción y ampliación con vistas a la Copa del Mundo. El costo de la obra fue de 311 millones de euros. Su capacidad es de 92.000 espectadores. Tras el Mundial se denunció que se trata de un recinto deficitario, entre su escaso uso y los costos de mantenimiento.

2018. Estadio Luzhniki (Moscú). Fue inaugurado en 1956 bajo el nombre de Estadio Central Lenin. Fue sede central de los Juegos Olímpicos de 1980, para los cuales fue ampliamente remodelado. Para la Copa del Mundo se lo reestructuró totalmente: se eliminó la pista de atletismo y las tribunas, que eran elípticas, pasaron a ser rectangulares. Solo se mantuvo la fachada original. Su capacidad se amplió a 81.000 personas. El costo declarado fue de 350 millones de euros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error