ESPAÑA

La obra de arte de Luis Suárez que varios ya postulan para ganar el Premio Puskas

El "Pistolero" metió un tacazo de pique que se convirtió en el cuarto gol del triunfo 5-2 de Barcelona sobre Mallorca y asegura que es el mejor gol de su carrera.

Gol de taco de Luis Suárez
Gol de taco de Luis Suárez
Gol de taco de Luis Suárez
Gol de taco de Luis Suárez. Foto: Reuters

Cuando los adjetivos para elogiar a un protagonista ya no alcanzan, lo mejor es que hable él: “El de hoy fue el mejor gol de mi carrera”. Ya está, si lo dice Luis Suárez que lleva conquistados 470 tantos en su trayectoria (407 en clubes y 63 con las selecciones celestes), no queda otra que darle crédito.

“Es candidato al Puskas” (el premio que otorga la FIFA al mejor gol de la temporada), dicen en las redes sociales y hasta lo escribió el diario As en España al referirse al gol que el “Pistolero” le convirtió ayer a Mallorca, el único club que ha enfrentado en Primera al que aún no le había anotado y al que transformó en su víctima española número 28.

Fue una obra de arte, porque aunque el "Pistolero" no hizo un trazo a través del verde lienzo, dio el pincelazo final que perfeccionó la creación.

La imagen recorrió todas las pantallas del mundo: Barcelona ganaba 3-1, Frenkie de Jong le filtró el balón a “Lucho” al borde del área menor y lo encontró de espaldas al arco, sobre el perfil derecho del ataque y marcado desde atrás por un rival. Sin embargo, Suárez encontró el recurso para anotar igual.

Sacó un tacazo potente, de pique al suelo, que eliminó la resistencia de su marcador y cruzó la pelota al segundo palo, superando el esfuerzo del arquero. Un gol maravilloso ante un Camp Nou on más de 71.000 personas en las gradas que aplaudió a rabiar y que vivió una noche soñada, con un triunfo de Barcelona 5-2 sobre Mallorca cimentado en golazos, porque ninguno fue un simple tanto.

La victoria mantuvo a los culé como líderes junto a Real Madrid que también triunfó 2-0 sobre Espanyol —aunque con mejor saldo de goles—, pero la recompensa mayor para los aficionados fue el gran festival de fútbol observado, con un Lionel Messi que volvió a ser descollante.

Autor de tres goles, el capitán (que antes del inicio del partido compartió su sexto Balón de Oro con su afición) se transformó en el primer futbolista en la historia en marcar 10 o más goles (lleva 12) durante 14 años consecutivos en las cinco grandes ligas (Inglaterra, Italia, Alamenia y Francia son las otras), primer futbolista en conseguir 35 hat-tricks en la Liga de España y ahora nuevo Pichichi de la temporada al superar por uno a Karim Benzemá.

Antoine Griezmann había convertido el 1-0 para que la MSG produjera lo que de ella se espera y para demostrar que ya está totalmente metido en el equipo y fundamentalmente en el tridente, ese que es la gran apuesta para conquistar en 2020 nuevamente la Champions League.

No fue casualidad

Con sus tres goles y la conducción del equipo, Messi fue la gran figura del partido, pero los flashes fueron todos para Suárez, porque convirtió uno de los mejores goles de la temporada. Y, según él explicó, no fue casualidad. Tirar el taco “era una de las pocas posibilidades que tenía, porque el balón me había quedado un poco atrás y debía intentar pegarle para que el balón bote (sic) antes y generarle más dificultades al arquero. El de hoy sí fue el mejor gol de mi carrera”, dijo el “Pistolero”, quien le restó cualquier mérito al factor suerte.

Es más, Barcelona recordó en sus redes que el viernes, durante el último entrenamiento previo al partido, Suárez había convertido un golazo también de taco, como anunciando lo que iba a hacer al otro día.

La faena de Suárez no culminó con su gol, pues luego que Mallorca se pusiera 4-2 (los dos tantos los convirtió Budimir), puso una asistencia para que Messi conquistara el 5-2 que redondeó el marcador. Para “Lucho” fue la tercera por liga en la temporada y la cuarta por toda competición, pues realizó una por Champions ante Borussia Dortmund.

Más números de Suárez.

Esta no parece ser la mejor temporada goleadora de Suárez, quien lleva convertidos ocho tantos en 15 fechas (él estuvo en 13), producto de que ha marcado solo un doblete y luego un tanto en seis partidos. Sin embargo, de a poco se está acercando a su gran objetivo: ser el tercer máximo goleador de la historia del Barcelona.

“Lucho” llegó a 188 tantos y se encuentra a solo seis de quien es una de las figuras más simbólicas de la institución, el húngaro Ladislao Kubala, quien defendió la casaca blaugrana entre 1950 y 1961. Fueron 12 temporadas, durante las cuales disputó 256 partidos, por lo cual su promedio goleador es de 0,75.

Lo de Suárez tiene más mérito porque en 176 juegos ya lleva 188 tantos, por lo cual su efectividad es de 1,07 tantos por encuentro, cifra brutal.

A ese promedio, en seis partidos alcanzará la marca de Kubala y en siete lo superará para subir al podio histórico de goleadores de Barcelona, uno de los clubes más grandes del mundo. Y es uruguayo.

Con el partido sentenciado y el liderato asegurado una semana más, el Barça siguió dominando el choque tras la reanudación, pero quitando el pie del acelerador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados