Champions League

Oblak dejó los goles para el Bernabéu

Empate en el derby con soberbia actuación del golero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Muro. El Real remató 12 veces sobre Oblak, sin superarle. Foto: EFE

Tiene apenas 22 años, mucha juventud para un golero, y es esloveno. Llegó desde Benfica al Atlético junto a Moyá (del Getafe) para, entre ambos, ocupar el vacío que dejaba el belga Courtois.

Jan Oblak robaba todas las miradas al principio al estar marcado por su precio: 16 millones de euros. Una cantidad nunca pagada por un golero en España y la octava más cara del mundo en dicha posición.

Fue toda una sorpresa que Moyá le ganara la titularidad de inicio y para colmo su estreno fue un desastre: Simeone lo puso en el primer partido de Champions ante el Olympiakos y tuvo una mala noche, que le costó salir del equipo también en este torneo.

El bueno de Jan pasó los siguientes meses esperando una nueva chance y ésta apareció en el duelo de vuelta de octavos ante el Leverkusen. Moyá se lesionó en pleno juego y tuvo que salir el esloveno de urgencia. Lo hizo bien y terminó siendo el héroe en la tanda de penales.

Un buen hacer que logró mantener en los siguientes partidos, mientras su compañero se recuperaba. Anoche Moyá estaba listo para jugar, pero el titular fue Oblak, por suerte para el Atlético de Madrid, porque el esloveno dio un recital de atajadas en la primera mitad del derby de ida de ayer ante el Real.

En el inicio, Bale aprovechó un error de Godín para quedar mano a mano, pero por allí estaba ese joven golero, haciéndose cada vez más grande.

El galés lo volvería a intentar más tarde con otro misil, con el mismo éxito; y lo mismo ocurrió con James y con todos los que se atrevieron a intentar superar a Oblak.

El pase a semifinales se decidirá la semana que viene en el Bernabéu y cada uno tendrá sus ventajas: el Real el factor cancha y el Atlético el valor de los goles de visitante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados