FÚTBOL

El nuevo Súarez

“Maxi” Gómez es la gran figura de Defensor en el Apertura.Hoy por hoy, es el mejor delantero del fútbol local. ¿Tiene futuro en la Celeste? ¿Es el heredero del salteño?

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

La vida del futbolista no es nada fácil. Tuve que dejar a toda mi familia en Paysandú y me costó, extrañaba mucho", le contó hace un año y medio a Mateo Vázquez, compañero de Ovación.En aquellos días, se había vestido de héroe con apenas algunos minutos en primera división. Había convertido el último penal de la serie en una definición agónica y emotiva ante Lanús en la Copa Sudamericana. Y ya por ese entonces, no le pesó la responsabilidad.

A partir de esa noche, el nombre de "Maxi" Gómez se empezó a repetir una y otra vez, en cada partido de Defensor Sporting. Por su desparpajo, por su clase, y por sus goles.

"Es un jugador completísimo, que no tiene techo. Potente, con gran manejo de pelota, porque uno lo ve y mira el físico y parece otro tipo de jugador, pero muy bueno, muy técnico y con buen manejo de pelota", lo define Eduardo Acevedo.

"Es vivo, un jugador listo, despierto, para mí, un jugador bárbaro, de esos que complica a los rivales, que no saben cómo marcarlo. Es completo... el techo lo va a marcar él", agregó el entrenador de los violetas.

Muchos ya lo comparan con Luis Suárez. Puede "sonar" exagerado, pero tiene mucho del delantero Celeste. Potencia, un físico privilegiado (1.86, 87 kilos), gran definición, notable sentido del arco, ubicación, juego aéreo, y habilidad con pelota en los pies. Le dicen "Toro", y lo es, porque choca y tira a sus rivales.

"Es bravo marcarlo hasta en los entrenamientos, es una roca, y tiene un carácter fuerte, no le gusta perder a nada. Va a todas como si estuviese jugando un partido oficial. Dámelo siempre en mi equipo", dice Gonzalo Bueno, compañero en la ofensiva de "Maxi".

Es querendón, como le dicen en el fútbol. Un peleador, de esos jugadores que confronta a los rivales, de los que tienen esa virtud de hacer "entrar" al adversario y sacar provecho en cancha. Pasó el otro día en Jardines. Varios jugadores de Danubio "se lo querían comer", y terminaron enojados, y con tarjeta roja.

Hoy lo disfruta Defensor y el fútbol uruguayo, pero tiene recorrido corto. Ya lo quisieron Independiente y Lanús, y varios clubes europeos pusieron el ojo en el "nuevo Suárez", en el delantero que aparece con las mismas características y el mismo hambre de gol.

"Hubo sondeos, preguntaron por él, pero concreto, nada. ¿Cuánto vale? Y... es una cotización millonaria, pero no la puedo decir...", explica Richard Marchelli, el gerente deportivo de Defensor Sporting.

"Es un jugador que puede dar mucho más, no tiene techo y no tengo dudas que hoy es uno de los mejores delanteros del medio local", afirma Daniel Jablonka, presidente violeta.

De Paysandú a Montevideo, y del club Litoral, al Estudiantil y después a Huracán, pero el regreso al Litoral le valió ser citado a la selección sanducera. Debutó en la mayor con solo 15 años.

Meses después, llegaba a las formativas de Defensor. Quedó, y empezó a hacer historia con sus goles y títulos.

Llegó al profesionalismo, casi en un abrir y cerrar de ojos. En pocos años, pasó del anonimato a ser uno de los jugadores de mayor renombre. Todo en base a goles y a actuaciones memorables, como la que tuvo en la temporada pasada ante El Tanque Sisley, y marcó cuatro goles.

No en vano, tiene como ídolo a Luis Suárez, un referente desde sus inicios. Y hoy sueña con poder lograr, en parte, lo que alcanzó el salteño. "Sueño con vestir la Celeste de la selección", dice "Maxi" en cada reportaje. Y a este tren, tarde o temprano le va a llegar una oportunidad.

El "nuevo Suárez" se luce cada fin de semana. Potente, encarador, buena técnica y "peleador".

“Maxi” Gómez.

Nació en Paysandú el 14 de agosto de 1996. Tiene 20 años. Mide 1.86 y pesa 87 kilos. Le dicen "Toro" por su fortaleza física. Cinco años atrás, armó su bolso y se vino a Montevideo a probarse a las divisiones formativas de Defensor Sporting, y quedó. En 2015, ya daba sus primeros pasos en el fútbol profesional. Debutaba con la violeta en el pecho, nada menos que en partido por Copa Libertadores, el 15 de septiembre, ante Universitario de Perú. Hoy es una de las figuras del fútbol uruguayo, y del Torneo Apertura.

Personalidad.

Es guapo, aguerrido, un jugador con una fuerte personalidad. Tiene carácter, es de los que empuja a su equipo hacia adelante. No se amilana ante el juego fuerte del rival y no rehúye a las pelotas divididas. Pese a su juventud, es de los que más "conversan".

Fortaleza.

Va al choque, impone presencia física. Mide 1.86 y pesa 87 kilos. Le dicen "Toro" y lo aplica en cancha yendo a cada pelota como si fuese la última. Gana en el "cuerpo a cuerpo", en los duelos que mantiene cada fin de semana con los defensas.

Cara a cara con el lateral danubiano, Lucas Olaza. Foto: Archivo El País
Cara a cara con el lateral danubiano, Lucas Olaza. Foto: Archivo El País

                                                                                                Juego aéreo.

Es de los que más y mejor se eleva. Gana seguido en el juego aéreo. Es difícil de marcar y de contener en el salto. Es uno de sus puntos más destacados, sin emabrgo, no es el único. Va bien de arriba, pero también tiene gran dominio del balón.

Técnica.

Físico grande y cuerpo pesado. Sin embargo es un jugador que posee una técnica excelente. Maneja muy bien la pelota, es buen asistidor, gran pasador. "Anda todo el día con la pelota, antes de entrenar y durante el entrenamiento", confía Acevedo.

Salto junto a Diogo Silvestre en el choque ante Danubio. Foto: Archivo El País
Salto junto a Diogo Silvestre en el choque ante Danubio. Foto: Archivo El País

                                                                                            Precisión.

Lejos del área también se mueve con y sin pelota. Muchas veces se retrasa y llega con mayor panorama de cancha hacia el arco rival. Es un jugador que tiene notable precision en sus pases. Habilita a sus compañeros, "postea", hace jugar a los demás.

Definición.

De derecha, de izquierda, de cabeza, con tiro rasante, a colocar, o tiro fuerte y potente. "Maxi" Gómez es un definidor nato. De esos delanteros que cuando pisan el área hacen estragos. Define con o sin marca. Es otro de sus fuertes.

Maximiliano Gómez se despachó con dos goles ante Danubio. Foto: Archivo El País
Maximiliano Gómez se despachó con dos goles ante Danubio. Foto: Archivo El País
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º