MUNDIAL

Un nuevo Centenario

Santomauro y Olascoaga realizaron un proyecto que mantiene la Torre de los Homenajes con un techo de 2030.

Así luce el proyecto para el Estadio Centenario del 2030.
Así luce el proyecto para el Estadio Centenario del 2030.
Así luce el proyecto para el Estadio Centenario del 2030.
Así luce el proyecto para el Estadio Centenario del 2030.
Así luce el proyecto para el Estadio Centenario del 2030.
Así luce el proyecto para el Estadio Centenario del 2030.

Los arquitectos Roberto Santomauro y Javier Olascoaga se asociaron para realizar un proyecto: el Estadio Centenario de 2030.

Santomauro es un especialista en arquitectura textil y está muy vinculado a nivel mundial al tema de los estadios desde el año 2003. Y es docente en la Bauhaus de Alemania, donde se dicta el único curso de arquitectura textil. “La arquitectura textil es la que se está usando hoy en los estadios. Esa especie de lonas, telas blancas o membranas que tenían los estadios de Sudáfrica y Brasil. Yo trabajo en eso, en el Uruguay y también a nivel internacional. Y a raíz de eso, nos juntamos con un colega, Javier Olascoaga, y de motus propio decidimos realizar esta propuesta en la que hemos trabajado aproximadamente un año y medio”, explicó Santomauro, quien también es autor de un libro sobre el tema.

Su trabajo le hace estar en contacto con los estudios, los ingenieros y los arquitectos que se dedican a este tipo de arquitectura a nivel mundial. “Estamos cotejando nuestra propuesta con muchas de las personas que han hecho estadios. Por ejemplo, casi todos los estadios de Sudáfrica y todos los de Brasil”.

El Centenario tiene algunas dificultades para su remodelación, y también cosas muy positivas. “Es monumento al fútbol mundial, el único que va quedando, porque los demás han sido destruidos, y tiene un punto adicional, que es la Torre de los Homenajes. El único que tiene algo parecido es el estadio de Berlín, donde estuve la semana pasada. Esto presenta dos grandes desafíos. Y nos motivó a realizar una propuesta que contemplara eso y que le diera una imagen diferente porque la actual ha quedado obsoleta. Pero eso bajo ningún concepto quiere decir que haya que destruirlo. Es monumento histórico, y uno no puede destruir el Coliseo”, señaló y destacó a su vez, los aspectos positivos del Centenario.

“Tiene grandes virtudes. Está muy bien implantado en un sitio espectacular, como pocos estadios. Está muy bien diseñado y tiene un esquema de salidas muy bueno, que pocos estadios tienen. El acceso y las salidas son uno de los principles problemas que tienen los estadios. Y las del estadio son excelentes”.

Con respecto a las principales obras para llevar a cabo, Santomauro detalló: “algunas tareas de acondicionamiento de la estructura de hormigón armado. Una actualización de todos los servicios, por ejemplo los higiénicos y de cabinas. La comodidad de los asientos. Y ampliar la tribuna América, completándola al agregar un anillo. Acondicionar el entorno inmediato y actualizar la plaza de acceso, con una explanada un poco mayor. E incrementar los estacionamientos, que habría que hacerlos subterráneos”.

Una de las principales innovaciones que presenta el proyecto de Santomauro y Olascoaga es el techo. “El techo no toca la Torre de los Homenajes, cosa fundamental. Dejamos la estructura limpia y el monumento intacto. Lo que hacemos es ir por afuera y el techo es lo que le da la imagen actual, moderna. Es como que una parte queda en el 1930 y el techo, aunque es de avanzada, no contamina el proyecto original. El material es membrana de fibra de vidrio con teflón, que tiene un gran rendimiento lumínico, tanto para el día, teniendo en cuenta las filmaciones, como para la noche. Además, con esos arcos que te hacen pasar de 1930 al 2030”, explicó Santomauro, que pretende aportar toda su experiencia en arquitectura textil para el estadio.

Los arquitectos aún no han presentado su proyecto a las autoridades pertinentes. Es que todavía no se ha llamado a licitación. Pero si han participado en varias reuniones que se han llevado a cabo tanto con la gente de la AUF como de CAFO. Aún no saben con certeza cual será la inversión necesaria, pero tienen una idea. “Esto es por ahora una idea conceptual, que quisimos presentar a la opinón pública. El proyecto tiene dos componentes, uno es el techo. Y si comparamos con estadios similares, la cubierta podría oscilar entre los 40 y 50 millones de dólares. Y luego habría que ver las reformas internas y mantenimiento del estadio, que podría ser otro tanto. Y también los espacios exteriores, porque el Parque de los Aliados requiere un aggiornamiento”, dijo quien ya estuvo en contacto con la jefa de espacios públicos de la Intendencia.

“Es un tema muy controversial, porque por ejemplo en el estadio funciona una escuela y está la seccional. Es manejado por CAFO, pero el predio pertenece a la Intendencia. Es una situación muy compleja desde el punto de vista legal. Para tomar decisiones hay que tener en cuenta una cantidad de cosas. Y si el país no se pone las pilas va a ser muy complicado”.

Varios de los colegas de Santomauro han estudiado a fondo el Centenario. “Por su topología circular, su sistema de evacuación. Incluso ha sido tenido encuenta para realizar el estadio Olímpico de Londres en 2012. El Centenario está en carpeta de la gente que hace los estadios más maravillosos. Por eso el Uruguay debe ponerse las pilas. Porque se han hecho centenares de estadios y no todos funcionan bien. Ni están implantados correctamente como el Centenario. Lo que nosotros tenemos no es cualquier cosa”.

La utilidad posterior de los estadios.

Santomauro se recibió de arquitecto en 1988 y de a poco se fue interesando en la arquitectura textil. Hoy da clases en la Bauhaus, la escuela de arquitectura que se deasarrolló entre las dos guerras mundiales y donde se generó la arquitectura moderna.

Concretamente en el instituto de membranas y estructuras donde mantiene contacto con las personas que han hecho todos los estadios grandes a nivel mundial.

“Es un tema que me fue gustando de a poco, después. Uno descubre la vocación, pero después ella te va llevando por otros caminos. En 2011 hicimos un simposio en la facultad de Arquitectura, donde muchas de las personas que hicieron los estadios más importantes del mundo, estuvieron presentes. Hay un tema que se ha discutido mucho en los simposios y es la utilidad posterior de los estadios. Porque hoy ya no es negocio hacer estadios para 90.000 personas. Es un tema que hay que resolver y no se resuelve. Los únicos que lo tuvieron en cuenta fueron los ingleses, que en un país rico proyectaron para 2012 un estadio que se podía desarmar después”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º