EDINSON CAVANI

El nueve que todos buscan

Cavani sigue dando que hablar en Europa. Mourinho y Ancelotti pretenden contar con el goleador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Edinson Cavani festeja su gol en PSG-Chelsea. Foto: EFE

Cavani nunca se rinde. Es de esos futbolistas que jamás bajan los brazos y le ponen el pecho a la adversidad. Su refrán de cabecera es "Persevera y triunfarás", y lo lleva a cabo al pie de la letra.

Le pasó en el Napoli, donde le costó adaptarse y terminó siendo una estrella y le sigue pasando en el París Saint Germain, donde a pesar de sus goles, todavía no tiene "unanimidad" en los elogios.

Pero Cavani no se queja. Tapa sus oídos, cierra sus ojos, y no habla. No confronta. Y acepta las reglas de juego.

Una y otra vez, ha tenido que sortear obstáculos. Desde que llegó al PSG está en la mira.

Primero, por su bajo rendimiento, después por las diferentes versiones que lo enfrentaban con Zlatan Ibrahimovic.

"No hay ningún problema, defendemos los mismos colores y nos llevamos bien. La relación es normal como con el resto de mis compañeros. No entiendo por qué hay tantas preguntas sobre mi relación con Zlatan", sostuvo días atrás, cuando muchos medios parisinos anunciaban su factible salida del PSG después de haber sido sancionado por el entrenador Laurent Blanc.

"Me equivoqué y estoy pagando las consecuencias. Reconozco que tomé la decisión equivocada porque prioricé a mi familia y el club tomó la medida que consideraba que tenía que tomar por lo que estoy pagando mi error", dijo cuando llegó a la capital francesa días después de la fecha límite que el PSG había impuesto a sus jugadores.

Siempre en el ojo de la tormenta. Como si sus goles no se tuvieran en cuenta. Ni siquiera esa entrega superlativa que tiene partido tras partido.

Recién el martes, la prensa coincidió y lo destacó como una de las mejores figuras.

Claro, Cavani, fiel a su estilo, salvó de una derrota al PSG, jugando en casa y ante el Chelsea, un rival eterno.

Marcó el gol del empate, y sumó seis goles en siete partidos de Champions League.

Marca tituló "Mr. Europa", al referirse al uruguayo y su condición goleadora en el Viejo Continente.

La racha comenzó el 17 de septiembre ante el Ajax, siguió el 21 de octubre con el Apoel, sumó otro gol en la revancha ante el mismo Apoel, y también anotó dos goles ante el Ajax en la vuelta, el 5 de noviembre.

El martes, en duelo titánico ante el Chelsea anotó y fue ovacionado en el "Parque de los Príncipes".

Y el después fue el de siempre. Con los medios a su disposición, atendiendo con bajo perfil y apostando al PSG.

Cavani sabe que su nombre sigue encima de la mesa de varios clubes y que es pretendido por muchos entrenadores, que no van a cejar en su esfuerzo por tenerlo.

Pudo haber ido al Zenit ruso a cambio de 55 millones de euros. Pero quería y apostaba a otro desafío deportivo. Cuando llegó el PSG, su proyecto lo convenció.

Mourinho lo quiso y lo quiere. Peleó por él en el Madrid, pero no le hicieron caso. Y en el Chelsea, cada vez que puede, lo nombra. Es un puede ser.

Lo que no será posible es contemplar a la Juve. Conte, actual seleccionador italiano, llegó a hablar con el propio Cavani para llevarlo cuando era el entrenador de la "vecchia signora". Sin embargo, su pasado en el Napoli hace inviable la operación. Sería una traición para los "tifosi" napolitanos.

A esa lista de pretendientes se suma Carlo Ancelotti, el entrenador del Madrid, que lo tuvo en la mira y lo quiere.

Cuando llegó al Chelsea lo pidió, pero en ese momento, el Napoli lo había declarado intransferible.

Después de muchas idas y vueltas, llegó el PSG con el dinero encima de la mesa para el Napoli y con un proyecto que a Cavani le entusiasmó.

El delantero uruguayo tiene contrato vigente, hasta junio de 2018 con el club parisino, y está plenamente adaptado a la vida y a la ciudad. Se siente cómodo más allá del beneficio económico (pasó de ganar 40.000 euros en Napoli a 700.000 en PSG) le interesa lo deportivo. Jugar, sentirse útil, ser parte del equipo.

"En mi cabeza está cumplir el contrato. Estoy en uno de los equipos más grandes del mundo por sus jugadores y por el proyecto que tiene", dijo hace una semana.

Volvió a marcar en la Champions y su nombre regresó a las marquesinas de los medios.

"Cavani aumenta su efectividad goleadora: 15 dianas en 23 choques. 0,65 tantos de media, por duelo, que suben esta temporada a 0,85. Sus celebraciones se producen cada 105 minutos. En la historia del PSG, solamente Ibrahimovic en 2014 y Weah en 1995 marcaron más tantos que él en un curso en el viejo continente. Es Mr. Europa", destacó el diario español Marca.

Cavani, el 9 que todos quieren tener.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)