MERCADO

Tras nueve años, Cristiano Ronaldo deja el Real Madrid; pero, ¿por qué?

El delantero portugués se despidió del conjunto merengue y firmará en los próximos días su nuevo contrato con el equipo de Turín.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

El ‘universo Cristiano’ ha tenido libertad para todos las publicidades que ha deseado, sin freno del Real Madrid ni del presidente Florentino Pérez, pero su final llega por un divorcio televisado con cada gesto incómodo en una primera etapa, y desafiante en el final del astro portugués al máximo mandatario.

Florentino ha mantenido hasta el final su lema intocable: el club por encima de las estrellas. Y sus últimos intentos por evitar el portazo de Cristiano han sido en vano. El aspecto económico fue un factor clave siempre en la tristeza del portugués, Balón de Oro pero alejado de los sueldos de Lionel Messi o Neymar.

Cuando le igualaron la oferta de la Juventus ya era tarde. El desgaste le impulsó a ilusionarse con el reto en una nueva liga, la italiana, también de ser ícono en un nuevo país tras lograrlo en Inglaterra y España.

Cristiano quería lograr el reconocimiento de compañeros, directivos e hinchas, pero eso también consistía en unas mejoras de contrato que no llegaron con la asiduidad que el portugués pretendía.

En el Manchester United tuvo cinco aumentos en seis años. En el Real Madrid hace tres años que no recibe ninguna (21 millones de euros anuales fue la última cifra). “La gente sabe por qué no celebro los goles. No lo hago cuando estoy triste”, dijo en septiembre de 2012.

En 2013, luego de largas negociaciones firmaba su renovación con mejora económica. “Estoy extremadamente feliz. Puede ser el final de mi carrera en esta casa”, llegó a decir.

Esa tristeza en público dejó marcado a Cristiano en su relación con Florentino Pérez. Desde entonces hubo algún desencuentro más, como el producido después de un guiño al presidente del Paris Saint-Germain, Nasser Al-Khelaïfi, en noviembre de 2015 tras declarar sobre una posible salida del Real Madrid al PSG. Después firmó una nueva renovación hasta 2021. Era el último acuerdo. Desde entonces todo fueron pulsos y disputas. Promesas incumplidas y enfados.

El escándalo por fraude fiscal que salpicó a Cristiano fue la gota que colmó el vaso. Su imagen en los juzgados, su deseo de que el Real Madrid se involucrase más y una filtración a un medio portugués el pasado verano que representaba el inicio del fin: “Ronaldo quiere abandonar España”, señalaba A Bola.

El Real Madrid ganaba su decimotercera Copa de Europa, hacía historia en Kiev y su icono ya hablaba en pasado: “Fue bonito jugar en el Madrid”. Ningún intento del club ‘merengue’, que incluso llegó a ofrecer el mismo salario (30 millones) de la Juventus.

A sus 33 años cerrar la etapa de nueve años, la más importante de su carrera, era su único deseo. Es el punto y final a la historia de un desencuentro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)