SELECCIÓN

En la nueva Sub 20 de Uruguay está trabajando para forjar un grupo muy fuerte

Sin posibilidad de jugar amistosos, en la Sub 20 de Uruguay preparan al equipo con un gran número de futbolistas que son importantes en Primera división.

Carlos Nicola. La pelota, el arco y la red lo acompañaron a lo largo de toda su vida. Foto: Fernando Ponzetto
Carlos Nicola.

Prepararse. Y con seriedad. Por más que se perdieron muchas cosas, porque hoy no existe una continuidad de trabajo y tampoco partidos amistosos, porque viajar al exterior para medir el nivel deportivo es imposible, Gustavo Ferreyra y Carlos Nicola están procurando que Selección Juvenil Sub 20 de Uruguay crezca desde uno de los elementos más esenciales para alcanzar el éxito: la identidad grupal.

Con tiempos acotados, respetando la nutrida agenda de los clubes, pero basándose en un aspecto de gran relevancia, porque del gran número de futbolistas que están siendo analizados (algunos citados y otros en la mira) hay unos 29 que están en Primera división y 20 de ellos siendo titulares e importantes en sus equipos.

Y no había otra salida. Así lo explicó el propio entrenador alterno y preparador de arqueros, Nicola, a Ovación: “Generalmente empezás a entrenar y vas programando amistosos y todas las planificaciones las vas haciendo hacia esos partidos, que sirven como evaluación para un montón de cosas y a partir de ahí vas generando todos esos cambios. Eso no se dio y difícilmente se vaya a dar en caso de que haya Sudamericano (está fijado para disputarse en noviembre en Venezuela, pero sin fecha confirmada). Hubo que hacer muchas más observaciones de jugadores en sus equipos y ver cómo están jugando, qué es lo que están haciendo”.

Con un torneo al que podrán asistir jugadores nacidos desde el 1° de enero de 2001 y con un retraso de las tareas, esto generó que a diferencia de lo que ocurrió en la mayoría de los procesos de Sub 20, cuando el número principal de los jugadores que empiezan son juveniles, esta vez “de los 30 y pico que tenemos en lista 28 0 29 son jugadores de Primera y de los cuales 20 son titulares e importantes en sus equipos. Esta particularidad de que la mayoría de los jugadores están en Primera división y son importantes ha decantado mucho quienes son los que vienen. El filtro que se va haciendo normalmente en el transcurso de una Sub 20 a esta altura está prácticamente terminado”.

Por eso esta etapa se aprovecha, como base, para “tener el contacto directo con los jugadores, contacto personal para conocerlos, porque gran parte del armado de un equipo en un seleccionado juvenil es conocer a los jugadores, no solamente saber cómo juegan. La historia que tienen, el entorno familiar, las motivaciones, conocer reacciones porque de ahí podés imaginarte cómo van a responder en situaciones de estrés o de concentraciones largas. Nos interesa también que haya un intercambio entre ellos, que no solamente sean rivales los domingos o cuando vienen jugando en juveniles sino que empiece a generarse algo a nivel grupal, porque los grandes logros a nivel de selecciones y a nivel de equipos en el fútbol uruguayo se han dado a partir de grupos sólidos. Hay que empezar a generar eso porque un grupo sólido en un momento de estrés o de situaciones complicadas te saca adelante y si el grupo no está bien es muy difícil sobrepasar esos momentos. Ahí se van reconociendo una cantidad de cosas, liderazgo, afinidades”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados