CRISIS SANITARIA

La "nueva normalidad" del fútbol afectará el festejo de gol

La esencia del juego es convertir para ganar y la celebración de un tanto es el momento de máxima pasión, pero eso parece que está a punto de cambiar.

El festejo del plantel de Uruguay tras el gol de Brian Rodríguez ante Perú. Foto: Gerardo Pérez.
Un clásico festejo Celeste que quizás no se vea por un tiempo. Foto: Gerardo Pérez.

El gol es lo máximo en el fútbol. No hay ninguna expresión mayor de felicidad que el grito de un tanto, exacerbada cuando es contra un rival clásico o en la hora o si vale un título. Sin embargo, ese despliegue de pasión puede verse contenido a raíz del coronavirus.

Una de las cosas que traerá la "nueva normalidad" será la forma de ejercer el grito sagrado. Primero que nada, no habrá con quién compartirlo en las tribunas, porque al menos en la gran mayoría de los torneos de Europa el fútbol volverá sin público. Y segundo, se tratará de limitar las celebraciones a fin de evitar que los futbolistas se amontonen.

Según lo informado por algunos medios de prensa ingleses, como parte del protocolo sanitario que se ha elaborado para el retorno de la Premier League (aún no hay fecha establecida) se incluye que los festejos de gol deberán ser mesurados y en lo posible en forma individual.

Esto supondrá que las celebraciones de los tantos serán más parecidas a las de una práctica que a las de un partido. El saludo recomendado es, como máximo, un choque de puños, pero se recomienda que no haya abrazos y mucho menos que se arme una "piña" de futbolistas en los festejos.

Primero se prohibió que los jugadores se cuelguen de los alambrados, luego que salten las líneas de la estática y finalmente que se quiten o levanten sus camisetas para celebrar. Ahora se sumaría el grito en solitario, lo que sigue limitando la máxima expresión del fútbol: festejar un gol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados