ENTRENADORES

La nueva generación pide cancha

Alonso y Almada están entre los 50 mejores del mundo, e integran la selecta lista de técnicos celestes por el mundo

Son jóvenes, muchos ni siquiera llegan a los 50 años, pero ya tienen una larga trayectoria. La nueva generación de entrenadores uruguayos pide cancha, y mientras cosecha elogios, deja su huella con la impronta del director técnico uruguayo: inteligente, estratega, táctico por excelencia.

La lista de los mejores 50 entrenadores del mundo de la página deportiva “FourFourTwo” ubicó a dos uruguayos en ella. Diego Alonso (42) campeón con el Pachuca en México, y Guillermo Almada (48) campeón con el Barcelona de Guayaquil en Ecuador.

No es casualidad. Han hecho muy buenas campañas en sus respectivos equipos y dejaron bien en el alto el prestigio de los entrenadores celestes.

Pero no son los únicos de esta nueva generación que cosechan aplausos. Gustavo Matosas (50), recién incorporado como entrenador de Estudiantes de la Plata, ya fue campeón en México y deja su huella a donde va.

Pasa con Diego Aguirre (51) hoy en San Lorenzo de Almagro, club donde termina de renovar contrato, y con Paolo Montero (45) que logró hacer una de las mejores campañas de los últimos años con Rosario Central, un equipo de media tabla hacia abajo. Tanto Aguirre como Montero, han marcado su impronta y así lo han reconocido los medios argentinos.

Guillermo Sanguinetti (46) está siendo sensación en el fútbol ecuatoriano con el Delfín, un club chico, sin poderío económico, pero que está primero en el torneo local haciendo una gran campaña.

A Gustavo Munúa (39) no le va tan bien. Se encontró con una Liga Deportiva de Quito desarmada, en pleno proceso de recambio, y la ha costado ganar. De todas formas, casi sin figuras, logró avanzar en la Copa Sudamericana eliminando a Defensor Sporting en partidos de ida y vuelta.

Todos integran la nueva camada de técnicos uruguayos que están haciendo camino al andar en el exterior.

Alfredo Arias (58) brilla en el Emelec, y Eduardo Favaro (54) en El Nacional hace milagros en un club que juega solo con futbolistas ecuatorianos. Y hoy, Gregorio Pérez (69) años, regresó al tapete para dirigir a Independiente Santa Fe de Colombia.

Son más grandes, tienen más trayectoria, es cierto, pero fueron guías de la nueva generación que hoy pide cancha.

Almada, el “Pep” Guardiola, uruguayo, fue de los más elogiados por “FourFourTwo”: “guió al Barcelona de Ecuador a una de sus mejores campañas de la historia, ganando el título de liga mientras que rompió los registros de más puntos en una temporada, la racha de invicto más larga y la mayoría de goles marcados”.

Diego Alonso, el otro uruguayo nominado por la publicación deportiva, explicó una de las razones del éxito que tienen los entrenadores celestes: “Cuando uno crece y pasa su infancia entre Brasil y Argentina, dos de las mayores potencias de fútbol, se aprende que si quiere sobresalir, uno tiene que dejar todo en el campo. Yo era un jugador promedio, pero gracias a mi actitud, llegué a las ligas más importantes. Así es en Uruguay”.

Palabra clave la del “Tornado” Alonso: actitud. Quizás esa sea la grifa más destacable de todos ellos, la grifa que tienen los deportistas uruguayos, la de nunca bajar los brazos y no darse por vencidos ni aún vencidos.

Nueva generación de técnicos uruguayos. Foto: Archivo y agencias
Nueva generación de técnicos uruguayos. Foto: Archivo y agencias
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)