ESCÁNDALO

Nueva arremetida de EE.UU. implica a ejecutivos de Fox y a Full Play

Se presentaron 53 nuevos cargos en el marco del "Fifagate" y asocian a la empresa de los Jinkis con sobornos para obtener derechos televisivos de torneos.

Full Play. Sede de las oficinas de la empresa en Uruguay.
Sede de las oficinas de Full Play en Montevideo.

El Departamento de Justicia de EE.UU. presentó nuevas acusaciones en el escándalo de corrupción que estremeció a la FIFA que incluyen a dos exejecutivos del conglomerado 21st Century Fox, la compañía española Imagina Media Audiovisual y la uruguaya de marketing Full Play Group.

El Gobierno presentó 53 nuevos cargos en la Fiscalía federal para el este de Nueva York, en Brooklyn, donde se ha llevado a cabo todo el proceso relacionado con el FIFAgate, el escándalo de corrupción más grande de la historia del fútbol, contra Hernán López y Carlos Martínez, exejecutivos de la compañía estadounidense Fox.

También contra Gerard Romy, ex copresidente de Imagina Media Audiovisual, todos por fraude electrónico, blanqueo de dinero y otros delitos relacionados, según un comunicado de la Fiscalía.

Romy y Full Play fueron acusados además de conspiración de crimen organizado, tras una extensa investigación del Gobierno de EEUU y enjuiciamiento por corrupción en el fútbol organizado, que se ha extendido durante varios años.

Está previsto además que se presenten las acusaciones formales contra López, Martínez y Full Play el próximo 9 de abril ante la jueza Pamela K. Chen, de la Fiscalía federal en Brooklyn.

La acusación cita que López y Martínez, responsables del desarrollo y la realización de los negocios de transmisión para Fox en América Latina, se unieron a Full Play y otros conspiradores en un plan que implicó el pago anual de millones de dólares en sobornos a funcionarios de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), a cambio de los derechos de transmisión de la Copa Libertadores, entre otros eventos.

Añade que López y Martínez confiaron en la lealtad asegurada mediante el pago de sobornos a ciertos funcionarios de la Conmebol para obtener incluso información confidencial de licitación para los derechos de transmisión en Estados Unidos de los Mundiales de 2018 y 2022, derechos que Fox obtuvo con éxito.

En cuanto a Full Play, empresa uruguaya con sede en Argentina y propiedad de los acusados Hugo Jinkis y su hijo Mariano Jinkis, participó presuntamente en numerosas estrategias para pagar sobornos a funcionarios de la Conmebol y la Concacaf también a cambio de los derechos de marketing para varios eventos, incluyendo eliminatorias del Mundial y partidos amistosos. De acuerdo con la Fiscalía ambos acusados no han sido arrestados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados