PEÑAROL

Novick madrugó a Aguiar para cumplir una profecía

Rodales le anunció que haría su primer gol en Peñarol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Feliz. Así terminó Hernán Novick el clásico, tras haber anotado su primer gol en Peñarol.

Hernán Novick estaba loco de la vida y se le notaba. Acababa de anotar su primer gol con la camiseta de Peñarol. Un gol que demoró, pero que valió la pena esperar. Fue en un clásico y permitió que Peñarol mantenga intactas sus ilusiones de ganar el Clausura.

"Fue mi primer gol en Peñarol y con eso ya lo empecé a disfrutar. Además, por la manera que se dio: entré perdiendo 1 a 0 y cuando faltaban 10 minutos. Si bien vinimos a ganar el clásico, mirándolo ahora que terminó creo que el empate nos sirvió", admitió Novick, quien también contó que Rodales le había anunciado en el banco que iba a entrar y a convertir un gol. "Hice el gol y creo que fue la emoción que me hizo correr hacia los suplentes a saludar a Andrés (Rodales)", añadió.

"Cuando la pelota pasó por arriba de la barrera ya vi que iba bien direccionada. Fue una alegría que nunca voy a olvidar. Fue el gol más importante de mi vida. Pensé en mi familia, que siempre me apoya, y en la gente de Peñarol, que aunque juego poco siempre me bancó", explicó.

El volante también contó que casi madrugó a Aguiar, que también quería rematar el tiro libre. "El Canario la acomodó y yo le pedí que por favor me dejara una que todavía no había tenido la chance de patear un tiro libre con Peñarol. Le pedí por favor que me la dejara que estaba seguro que lo hacía. Y me contestó que él también lo hacía. Nunca me dijo que le pegara, pero quedamos los dos parados y yo le pegué. Por suerte entró", explicó entre risas.

"No me acuerdo del foul y no puedo saber si fue falta o no, pero de que el juez pitó dando la orden de patear estoy seguro porque cuando pitó salí a pataer", respondió sobre la molestia de los futbolistas de Nacional, que se quejaron de que pateó sin que Ubriaco diera la orden. "Estuvo muy parejo. Fuimos superiores en la primera media hora. Marcamos bien todo el partido, pero ellos nos hicieron ese gol, que fue un golazo y Pablo (Migliore) no pudo hacer nada. Por suerte, con rebeldía y con ganas, sacamos el empate. Le queríamos ganar a Nacional y no estamos contentos con el empate, pero nos sirve para nuestro objetivo", afirmó Novick, quien también explicó cómo sobrelleva el jugar pocos minutos.

"Me tengo mucha confianza y siempre trato de hacer lo mejor para tener más minutos o poder jugar todo el partido, pero el técnico es el que decide. Y si uno se desanima por eso, capaz que después cuando entra no rinde y no juega más. Hay que estar con la mente tranquila para dar lo mejor cuando toque. Esta vez se dio: pude entrar y anotar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)