ELIMINATORIAS

El de esta noche es otro Perú

Tras caer ante Uruguay, Gareca cambió de planes y dio un lavado de cara.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ricardo Gareca apuesta por un proceso de recambio y en Perú hay conformidad. Foto: EFE

Hace casi un año Uruguay y Perú se vieron las caras en el Estadio Centenario. Ese partido lo ganó La Celeste con un gol de Edinson Cavani y tras ese encuentro, comenzó a gestarse un nuevo equipo incaico.

Es que esa derrota provocó que el argentino Ricardo Gareca comenzara a prescindir de jugadores como Claudio Pizarro, Juan Manuel Vargas y Carlos Zambrano.

La apuesta fue a los jóvenes que podían darle una mano al seleccionado y reafirmar a referentes como Paolo Guerrero y Alberto Rodríguez.

"Hoy Perú presenta un plantel con aires de juventud y un toque de experiencia con Paolo y el Mudo (Rodríguez). Entre los nuevos valores resaltan Christian Cueva, Miguel Trauco, Renato Tapia, Andy Polo, entre otros", le contó a Ovación el periodista Renzo Galiano Sedán, de El Comercio. "Que quede bien claro, el documento de identidad no es sinónimo de experiencia. En todos lados comienzan a darle espacio a los jóvenes y Perú no es la excepción. Es cierto, fue por un tema de obligación, por los antecedentes de la primera rueda. Pero le han dado otro rostro al plantel. Este equipo si muere, muere luchando. Eso es lo que ha encantado en este proceso", agregó el periodista peruano.

En cuanto al fuerte de la selección incaica, Aldo Martínez, periodista de "El Bocón", también habló con Ovación en Lima y expresó que "lo mejor que tiene este equipo es sin lugar a dudas el ataque. Cueva es el conductor. Gareca apostó por él cuando nadie lo tenía ni por asomo en la selección. Cuando ponemos la pelota al piso podemos crear ocasiones. Triangulando en el medio, La velocidad de Edison Flores y Carrillo por las bandas generan jugadas de peligro. Las figuras que más destacan están del medio hacia adelante. Carrillo mucho tiempo fue resistido, pero está teniendo continuidad. Trauco está en Brasil y lo viene haciendo bien, pero la selección sufre mucho en defensa y cuando tiene una mala noche también lo siente".

Por lo expresado, la zaga uruguaya y sobre todo el mediocampo deberá tener un partido en el que reine la concentración y la determinación a la hora de cortar los circuitos de juego que pueden llegar a generar los rivales de turno

De todas maneras, no todo es color de rosa, ya que los incaicos tienen sus puntos débiles. "Lo más débil en Perú es la defensa. Tres de los cuatro no han tenido la actividad suficiente para demostrarlo con la selección. Sin embargo, Gareca optó por llamarlos porque ya los conoce. Conformó un grupo fuerte (casi como una familia) y confía plenamente en ellos. Dos salieron de lesiones y uno que otro es resistido por la afición debido a la baja performance en sus clubes", remarcó Galiano Sedán.

Por otra parte, Martínez agregó que "por un lado, Gallese no tiene mucho juego con los pies, con los que en muchas ocasiones lanza el pelotazo para que Guerrero gane alguna. Godín es bueno en las alturas y podría complicarlo mucho. Además, si Paolo es presionado y está incómodo suele salirse del partido. Y por otro, si Uruguay sale a presionar y avanza rápido de contragolpe puede generar mucho peligro. Suárez y Cavani están en buen nivel y si hay algo en lo que estamos debiendo es la primera línea. Cortar el medio y salir rápido sería buena opción para Uruguay".

Lo cierto es que se puede llegar a ver un Perú siendo uno atacando y otro defendiendo. Las más de 40 mil almas que alentarán a los incaicos van a jugar su papel y para Uruguay será clave contener a la ofensiva rival, ya que a partir de ahí podría comenzar a gestar un triunfo que, en caso de concretarse, acercará a La Celeste al Mundial.

SABER MÁS

Un nuevo esquema que tiene a Cueva como figura

Desde su llegada a la selección Gareca implementó un sistema de juego con un 4-2-3-1 con mucha presión en la mitad de la cancha y una clara idea de mantener la tenencia de la pelota. Por momentos lo consigue y por otros no tanto. Pero el entrenador no se aparta de eso y cada vez logra la adhesión de los jugadores a la causa. Cueva ha sido una pieza clave y lo resaltan: "Todas las pelotas tienen que pasar por sus pies para que generen peligro en el área rival. Sus pases finos hacia Paolo Guerrero serán de gran aporte para romper líneas defensivas. El porte del Depredador podría desestabilizar a los centrales uruguayos", afirmó el periodista Galiano Sedán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)