Champions League

Fue una noche de gloria

Karim Benzema, el héroe de un Real Madrid que va por la 13ª orejona

Karim Benzema. Foto: AFP.
Karim Benzema fue el héroe. Foto: AFP.

Real Madrid quiere extender su reinado en Europa y ayer dio un paso grande para eso tras clasificarse por tercera temporada consecutiva a la final de la Champions League.

En un dramático partido que se jugó ante un Santiago Bernabéu repleto, el equipo de Zinedine Zidane empató 2-2 con Bayern Múnich y luego del triunfo 2-1 en Alemania, avanzó al encuentro decisivo en el que buscará su decimotercera orejona el sábado 26 de mayo en Kiev, Ucrania.

Y la clasificación tuvo nombre y apellido: Karim Benzema. Tantas veces denostado y criticado, el francés volvió a emerger en el momento más oportuno, cuando Real Madrid más lo necesitaba y nada menos que en una semifinal de la Champions League.

En la pasada temporada apagó el intento de remontada del Atlético de Madrid en el Vicente Calderón en el partido de vuelta con una jugada plagada de habilidad sobre la línea de fondo que aún está fresca en la retina de los hinchas merengues.

Fue sin dudas su gran momento, pero eso no alcanzó para ganarse el corazón del hincha: reclamaba goles.

Benzema esta temporada no ganó en regularidad ni en efectividad ante el arco rival. Se criticó incluso su titularidad en buena parte de la campaña, aunque ya había perdido esta condición en este último tramo, igual que Gareth Bale, ante el empuje de hombres como Lucas Vázquez o Marco Asensio.

Zidane le devolvió un lugar en el once para recibir al Bayern Múnich y francés respondió: fue la figura excluyente.

Con el Madrid muy tocado ante el gol inicial de Joshua Kimmich, tan solo ocho minutos después supo ganarle la espalda al austríaco David Alaba para cabecear un centro y anotar el empate local.

No estuvo mucho más brillante en todo el primer periodo, pero en la primera acción del segundo tiempo, estaba donde tienen que estar los goleadores: en el área. Aprovechó un grosero error de Sven Ulreich para anotar el 2-1.

De villano a héroe, como tantas veces ocurre en la vida y en el fútbol. Benzema no convertía desde el 31 de marzo ante Las Palmas por Liga y de penal. En jugada no lo hacía desde el 18 de febrero en Sevilla ante el Betis. Por Champions, el último romance con la red había sido el 21 de noviembre frente al Apoel por partida doble. Ayer se sacó las ganas y con otro doblete, metió al Real en la tercera final consecutiva para ir en busca de la decimotercera orejona.

merengues

Las figuras

Keylor Navas
Cuando las papas quemaban en el final del partido, el costarricense tuvo grandes intervenciones para evitar una caída de su arco que podía llegar a ser determinante en la serie semifinal.

Marco Asensio
Generó inquietud con sus carreras hacia el área rival. Dio miedo, sólo su presencia fue peligrosa para el equipo alemán ya que otra vez fue un hombre clave en la mitad de la cancha del Real Madrid.

Karim Benzema
Fue el mejor del partido. Gozó de la confianza de Zidane cuando en los últimos encuentros decisivos había sido suplente y le respondió al DT. Desde el minuto uno se vio un Benzema diferente, implicado en tareas defensivas, luchador y sobre todo, muy afinado en las coberturas que habitualmente benefician a Cristiano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º