FÚTBOL

¿A qué nivel influye la suspensión del presidente de la Confederación Brasileña?

En territorio norteño hacen un análisis más allá de que sea otro nombre el que esté al frente de la entidad más importante del fútbol de Brasil.

Tite previo al juego entre Uruguay y Brasil en el Estadio Centenario. Foto: Nicolás Pereyra.
Tite previo al juego entre Uruguay y Brasil en el Estadio Centenario. Foto: Nicolás Pereyra.

La noticia extendió la polémica que ya estaba instaurada luego de la decisión de disputar la Copa América en Brasil: Rogerio Caboclo, presidente de la Confederación Brasileña de fútbol, suspendido tras denuncias de abuso.

Fuerte defensor de que el certamen continental se lleve a cabo en su país, fue removido de su cargo por 30 días y por eso también se instalaron las dudas sobre qué iba a ocurrir sin él en la presidencia.

Antonio Nunes fue quien asumió el cargo, al menos de forma interina, durante la suspensión de Caboclo quien fue acusado por una empleada de la entidad de abuso moral y sexual.

Uno de los primeros en salir "ganando" de la salida de Caboclo fue el propio entrenador de la selección brasileña: Adenor Bacchi "Tite". Es que según informa el medio O Globo de Brasil, el presidente de la CBF ya le había prometido al gobierno que el choque ante Paraguay iba a ser el último del entrenador al frente de la selección.

A propósito ya tenía reemplazante teniendo en cuenta que Renato Gaúcho era el candidato que Caboclo había elegido para asumir el reto de ir por un nuevo título continental.

No sería extraño que este detalle llevara a la renuncia de Tite, pero en caso contrario continuará por el momento en el cargo teniendo en cuenta que hoy en día Caboclo no puede hacer uso de su autoridad.

Jair Bolsonaro

A su vez, hoy existe un manto de dudas en Brasil teniendo en cuenta que FIFA podría sancionar a la selección en caso de que haya participación del gobierno del país en la Confederación Brasileña de Fútbol, aunque por el momento, más allá de rumores, eso no ha ocurrido e incluso la máxima autoridad del fútbol mundial no se ha expresado sobre ello.

De todas maneras, la presencia de Antonio Nunes también genera ciertos tipos de dudas en torno a la selección brasileña y a la Confederación en general luego de lo que fue su interinato en 2017, cuando fue sustituido Marco Polo del Nero, trajo consigo una situación extraña en la que votó a Marruecos como candidato para el Mundial 2026, cuando todos los miembros de la Conmebol habían definido apoyar la triple candidatura de Estados Unidos, México y Canada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados