EL ANÁLISIS

A ninguno le dio bien la cuenta

No se trata de agarrar el camino del medio, diciendo que en el fútbol nada —o casi— es totalmente blanco o negro, sino de ver que hay matices y que, sin terminar siendo grises, ambos tonos se alternan.

JORGE SAVIA

Es el caso de Peñarol, donde Da Silva estuvo "bajo sospecha" de los hinchas poco menos que desde siempre y ahora hasta se oyen voces que critican a Damiani por haber cesado a Bengoeceha.

Los dos tuvieron aciertos, cada uno a su manera: al "Profesor" lo avalan los dos torneos cortos que ganó, y el método de estabilizar un equipo, aunque no pocos (entre ellos los consejeros) preguntaran si Zalayeta y Forlán debían integrarlo siempre; y a "Polilla", al revés, nadie puede tacharlo de tozudo o de "morir con las botas puestas": no dejó nada por cambiar, incluso a la estrella, con tal de buscar el camino al éxito.

Sin embargo, hay algo en donde ambos erraron feo: creyeron y dijeron que "Peñarol va a ganar el Uruguayo sin finales", por pensar que tenían equipo para eso; y hoy los resultados, únicos que no admiten grises, prueban que no: el equipo que ambos idealizaron no existe; por eso "Polilla" no lo encuentra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)