RACING

Para Nicolás Sosa no todo es Carnaval

“Siempre voy a decir que ‘Seba’ es mejor. Es mi hermano mayor y lo admiré toda la vida”, reconoció el autor del golazo de Racing a Nacional sobre su hermano Sebastián, que hoy es el goleador del Apertura

Nicolas Sosa
Cervecero.Nicolás Sosa,  el autor del mejor gol del fin de semana. Foto Francisco Flores.

Tras el empate frente a Nacional, el técnico de Racing, Juan Tejera, dio dos días libres. Estos coincidían con el feriado de Carnaval. Sin embargo, Nicolás Sosa, el autor del golazo de los cerveceros, no viajó a Melo. Entre otras cosas porque Fiorella, la menor de los cuatro hermanos, se vino a estudiar y se mudaron juntos. Aún hay mucho por limpiar y algunos muebles que comprar. Además, es un fronterizo extraño: no le gusta mucho el Carnaval.

“Cuando me quedó la pelota giré y miré hacia un costado a ver si había algún compañero, pero se me fueron presentando las ocasiones de enganchar y sacarme a los jugadores de arriba hasta que llegué a la definición. Eludí a los dos zagueros, a Viña lo pasé la primera vez y luego lo tuve que pasar de nuevo. Por suerte se dio el gol y estoy muy contento”, relató Nicolás sobre el golazo que anotó.

“Juan (Tejera) me pidió que jugara la pelota larga, que le diéramos velocidad al ataque. Y se fue dando. Tuve tres oportunidades, una de ellas en el palo. Faltó poco para que fuera el segundo gol. Hay que trabajar para que la próxima lo sea”, dijo el delantero, a quien no le gusta que le digan “Mosquito”, el apodo de su padre Heberley. Ni a él ni a su hermano Sebastián, que hoy es el goleador del torneo Apertura .

A Nicolás (22 años) no le interesaba el fútbol. De niño decía que iba a ser basquetbolista. Fue recién a los 13 años y por su hermano, dos años mayor, que comenzó a interesarse. Por eso, tampoco recuerda a su padre jugando. “Era muy chico, pero además no le daba mucha bola al fútbol”.

El año pasado estuvo cedido en Cerro Largo y logró con los arachanes el ascenso, pero regresó a Racing, donde tiene contrato hasta 2020. “Me hubiera gustado quedarme en Cerro Largo, sobre todo porque estaba en el pueblo con mi familia. Pero soy jugador de Racing y también estoy muy contento en Sayago”.

HERMANOS. “Tenemos características diferentes. Yo siempre voy a decir que ‘Seba’ es mejor, porque siempre lo admiré. Es mi hermano mayor (24) y trato de seguir sus pasos. Nunca pudimos jugar juntos y tenemos ese sueño de compartir delantera. Ojalá que algún día se nos dé”, reconoció. “Lo mejor que tengo es la velocidad y el juego aéreo. Y tratar de estar en el área. En eso somos muy parecidos”, añadió quien dice ser el que más se asemeja a su padre. “Soy más de su estatura. ‘Seba’ salió enorme, a la familia Sánchez, la de mi madre Claudia. Pero mi padre tenía otras características, jugaba por izquierda, muy veloz y por lo que me dicen era tremendo jugador”.

Los dos hermanos estuvieron viviendo juntos en la capital, hasta que Sebastián se fue a jugar a Argentina. También estaba Belén, la mayor de las mujeres. “Ahora ella está con ‘Seba’ en Melo y yo con Fiorella acá. No sé como va a ser la convivencia, recién comenzó. Je. Con ‘Seba’ nos llevamos bien, el problema era con Belén porque yo soy un poco desordenado y ella todo lo contrario”, contó.

“Ahora espero conseguir los objetivos que nos propusimos con Racing: entrar a una copa, hacer una buena campaña y ayudar con goles. Y esperar que me salga una oportunidad para jugar afuera, así voy conociendo otros países”.

hermanita
Convivencia. Con su hermana menor Fiorella que se vino a estudiar a Montevideo y comparten apartamento. Foto: Francisco Flores.

Es que Nicolás no extraña tanto como su hermano mayor. “Yo lo visité en Albania y es bravo estar solo y tan lejos de Melo. Se extraña la tranquilidad y eso de salir y dejar la puerta abierta y que no pase nada o que te salude todo el mundo”, admitió quien tuvo trabajo que hacer en sus días libres.

“Estaba cuidando a la perra de mi mejor amigo”, dijo sobre el jugador de rugby Santiago Leguizamón, que se fue a Mercedes por un partido. “Yo estuve viviendo con él y su madre hasta ahora. Me abrieron las puertas de su casa y estoy muy agradecido. Lo menos que podía hacer es cuidarles a la cachorra”, finalizó el melense.

heberley

El "Mosquito" tiene el babero puesto

Como no podía ser de otra manera, Heberley Sosa está chocho con sus hijos. “Les está yendo bien a los dos y eso es una alegría enorme para nosotros, para mí y para Claudia, la madre. El fútbol no es fácil y la venían luchando hace tiempo. Es complicado, hay muchos jugadores y hay que mantenerse, que es lo más difícil”, dijo el exdelantero, quien vistió la camiseta de los dos grandes.

“Nicolás es más parecido a mí. ‘Seba’ es más de área, más un 9, que juega bien de espaldas al arco. Nicolás maneja los dos perfiles, puede ir por derecha o izquierda y corre los 90 minutos. Los dos tienen muy buen juego aéreo gracias al básquetbol que practicaban de chicos acá en la plaza nomás. Tienen ese doble ritmo, por eso van bien de arriba”, contó el “Mosquito”.

“Recién cuando ‘Seba’ subió a Primera División en Cerro Largo, Nicolás empezó a agarrar para el fútbol. Tenía 13 años cuando me pidió que lo llevara a practicar a Melo Wanderers y a los tres meses lo citaron a la selección Sub 13 de Cerro Largo y fueron campeones”.

Con pocas posibilidades en Cerro Largo, su padre y Doroteo Silva lo llevaron a probarse a Juventude de Caxias. Le gustó, pero tenía 15 años y no quiso quedarse solo. “Luego surgió la posibilidad de que fuera a Racing. Fue por intermedio de Ernesto Dehl, que habló con Raúl Rodríguez, y así arrancó su carrera”, contó sobre el menor de sus varones. Ambos tuvieron ayer muchos requerimientos periodísticos y él les dice que hay que acostumbrarse a los vaivenes del fútbol. “Le digo a Sebastián que hace dos meses no lo llamaba nadie y ahora lo hace todo el mundo. El fútbol es así. Hay que estar preparados para todo. Para eso y para cuando se acaba. Por suerte, los dos son muy buenos compañeros y eso es lo importante, porque el fútbol pasa y la vida sigue”.

familia
Familia. Heberley Sosa y sus dos hijos cuando compartieron equipo en un partido a beneficio. 
CERRO LARGO

Dirigiendo a los hijos

Heberley Sosa  es actualmente el ayudante de Danielo Núñez en el sorprendente Cerro Largo, uno de los tres líderes del torneo Apertura. Y tiene a Sebastián en el equipo.

“No es fácil. Con Danielo tenemos la misma química y somos muy exigentes. Y a veces es bravo exigirle a tu hijo. Ya lo viví el año pasado con Nicolás en la B. Pero uno ya tiene experiencia”, explicó Heberley.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)