ARGENTINA

Nicolás De La Cruz ilusiona a River

Las comparaciones con su hermano Carlos Sánchez y el deseo de que el entorno no lo sobrepase.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Prensa River Plate.

Desde un primer momento, cuando comenzó la novela de Nicolás De La Cruz y su posible llegada a River en medio de la pelea de los clubes europeos por su pase, el nombre de Carlos Sánchez volvió a correr por los pasillos del Monumental. Medio hermano del volante uruguayo que se consagró en Núñez, el joven charrúa de 20 años ya conocía el mundo "Millonario" por la vinculación de su familia con el club. Pero hoy, "Nico" está lejos de buscar comparaciones: quiere escribir su propia historia.

"Con Carlos somos totalmente distintos, solo en el físico nomás somos parecidos. No corro tanto como él tampoco, él tiene tres pulmones", sintetiza De La Cruz y cuenta cómo vive la constante búsqueda de similitudes. "Lo llevo tranquilo, con mi hermano me llevo bien. Pero él es él, y yo soy yo. Acá vengo por mi nombre y mi apellido, no por ser el 'hermano de'. Claro que si hay gente que te está hablando todo el tiempo de tu hermano, a uno lo incomoda. Pero lo tomo tranquilo porque vengo a dejar mi nombre bien arriba".

El volante ofensivo llegó a cambio de cuatro millones de dólares por el 30% de su pase, con una cláusula de rescisión tasada en 22 millones y la posibilidad de incorporar otro 20% en un futuro. Firmó contrato hasta junio de 2021 y, por ahora, solo podrá jugar en los torneos locales, ya que deberá esperar a una hipotética semifinal de Copa Libertadores para ingresar en la lista del certamen continental. Pese a eso, para Marcelo Gallardo, quien puso la lupa y decidió apostar por él, es un jugador que le da muchas variantes al frente de ataque. Así lo demostró en su presentación frente a Boca en el amistoso que se disputó en San Juan, en donde se transformó en una de las figuras del "Millonario".

"El superclásico no fue tan positivo porque fuimos a buscar la victoria y no la conseguimos. Esos partidos no son amistosos, siempre se ganan y eso marca. De mi parte, estoy en tiempo de adaptarme a lo que es el fútbol argentino y el mundo River. El equipo tiene que ir a más y se puede. Nos vamos a ir conociendo de a poco con los compañeros nuevos y a partir de ahí intentaremos hacer lo mejor posible", comenta el volante uruguayo, y cuenta sobre su adaptación. "Me adapté muy bien, el plantel así te lo demuestra. En el día a día es muy unido, la base es muy importante y si lo pretendemos, vamos a conseguir muchas cosas importantes".

Años atrás, cuando Sánchez integraba el plantel millonario, De La Cruz tuvo la posibilidad de visitar en algunas ocasiones el vestuario y conocer por dentro todo lo que se vive en la institución. Aquellas fueron experiencias importantes para terminar tomando una decisión. "Pesó mucho haber conocido todo. Viví lo que es el mundo River, lo que significa y lo que mueve. Antes de dar el salto más arriba, preferí venir acá para disfrutar la gente y ganar títulos. Siempre sorprende todo esto, la gente es impresionante, espero que no me sobrepase y lo pueda llevar de la mejor manera", analiza el exjugador de Liverpool. "Tuve que elegir entre River y otras ofertas, y le di prioridad a la familia, a estar cerca (su hija nacerá a fin de año). Es un equipo grande y lo tuve como primera opción. Las ofertas las manejó mi representante, pero entre clubes de Europa y River, me quedé con River".

¿Qué vio del trabajo de Gallardo en sus primeras semanas? "Si bien lo conocía, no tan de adentro, es un entrenador que le gusta siempre jugar, atacar el arco rival y eso a cualquier volante ofensivo le viene muy bien porque la pelota siempre va a estar en nuestro poder, aunque claro que necesitás un poco más de movilidad. Es muy positivo eso", explica "Nico", quien comenzó jugando como extremo por derecha y luego cambió para ser mediapunta. "Gallardo me pide que tenga movilidad a las espaldas de los mediocampistas rivales. A partir de ahí debo iniciar mi juego para asociarme con los delanteros".

Pese a que su debut ante Boca en el Superclásico fue promisorio, De La Cruz confía en su potencial y sabe que puede dar más. "Puedo dar un poco más, es un poco de confianza. Pero me sentí cómodo y lo seguiré haciendo cuando corran los partidos. Me empezaré a sentir mejor y le voy a dar un poquito más de juego y de lo que el entrenador pretende para el equipo", cuenta. "Me voy a tener que adaptar rápido. Él tiene la voz máxima y si pretende más de nosotros es porque el otro día algo no vio. Hay que trabajar y meterle, que las cosas van a salir. El juego se puede ir mejorando cuando corran los partidos. Es un grupo sano, unido y eso ayuda a adaptarse un poco más rápido".

River se prepara para jugar la segunda fecha de la Superliga ante Banfield el próximo domingo, pero también ya enfila los cañones en el duelo de la próxima semana ante Jorge Wilstermann de Bolivia por los cuartos de final de la Libertadores. Allí no podrá contar con el mediocampista uruguayo, a quien le duele no poder estar ahora pero espera poderlo hacer en un futuro. "Me da un poco de bronca, pero confío mucho en mis compañeros para llegar a semifinales y ahí se abrirá la posibilidad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)