ARGENTINA

Nicolás De la Cruz hizo tres goles en la goleada de River

El millonario se metió en los cuartos de final de la Copa de la Superliga al vencer 6-0 a Aldosivi con show del uruguayo.

Nicolás De la Cruz y Camilo Mayada en River
Foto: La Nación / GDA

Fue una clase magistral del sistema Gallardo: River derrotó por 6-0 a Aldosivi de Mar del Plata, pero pudo haber edificado una goleada para la historia, incluso superior a un resultado ya de por sí abultado. Solo hubo suspenso en la antesala del gol de Rafael Santos Borré, que abrió el resultado. Fueron los dos minutos que se demoró Gustavo Rossi, el asistente número 2, en convalidarlo (había marcado offside y luego se retractó). Desde allí fue todo de los jugadores con la banda roja. River desplegó un concierto de toques, triangulaciones, cambios de frente, dinámica, panorama y, sobre todo, voracidad ofensiva que desanimó a los marplatenses. Y así, ovacionado por su público, pasó a los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

Pecho de Pratto, habilitación para Nicolás De la Cruz: gol del uruguayo, que Gallardo festejó como si fuera propio. El ex Liverpool de su país definió a un palo, imposible para Pocrnjic, y anotó así el 2-0, apenas cuatro minutos después del 1-0. Era el principio del fin: ya no tendría armas Aldosivi para detener un aluvión de fútbol y goles.

La historia se repitió en el segundo tiempo, con los mismos intérpretes. Borré asistió y De la Cruz convirtió. La noche del colombiano continuaría en la elaboración del cuarto gol. Esta vez vio a Pratto mejor ubicado y le cedió la pelota. El Oso definió a voluntad en un partido (en una serie) que hacía rato se había terminado.

Pero De la Cruz tenía preparada otra sorpresa: un gol de cabeza. Fue después de un remate de Exequiel Palacios que dio en un defensor rival. El uruguayo saltó y se aprovechó de un indefenso arquero marplatense. Así, conquistó su primer hat trick en Núñez, el 5-0 de River.

El sexto, cuando ya los hinchas aplaudían cada cosa que pasara en el partido, así fuera un pase atrás de Pinola a Armani, llegó tras la conexión de dos chicos de la casa, ambos ingresados: pase de Julián Álvarez, gol de Cristian Ferreira.

Ahora, el apretado calendario de River le depara recibir a Internacional de Porto Alegre el próximo martes. Será un partido para volver a ver a Andrés D'Alessandro en el estadio Monumental y poco más. Dentro de ese poco estará la chance de ganar para quedar mejor ubicado entre los segundos de grupo en la Copa Libertadores. Eso le permitirá aumentar sus chances de definir de local las series decisivas del torneo.

El fin de semana próximo, y ya por la Copa de la Superliga, River volverá a viajar. El destino será Córdoba o Tucumán. Irá a tierras mediterráneas si Talleres elimina a Atlético. De lo contrario, viajará al Jardín de la República. La serie está 3-2 para los cordobeses. ¿Pero quién pensaba en eso en el exultante Monumental?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)