PROGRESO

Nicola no estará: no le quiso fallar a sus compañeros

El arquero vuelve de un desgarro y quería atajar frente a Nacional pero decidieron no arriesgarlo, espera poder volver jugar antes de irse para el Ñublense de Chile.

Nicola Pérez en el Paladino con la camiseta de Progreso. Foto: Gerardo Pérez.
Nicola Pérez en el Paladino. Foto: Gerardo Pérez.

Nicola Pérez no estará esta tarde en el arco de Progreso. Le hubiera gustado, pero recién recuperado de un desgarro, prefirieron no arriesgarlo esta tarde frente a Nacional. Más teniendo en cuenta que el 26 viajará a Chile para continuar su carrera en el Ñublense. Será la primera salida del arquero y está feliz porque lo había esperado mucho tiempo.

“Venía esperando la salida hace muchos años, por suerte se me dio ahora. Hubiera querido jugar, pero me probé y decidimos en conjunto con el cuerpo técnico que no voy a estar ante Nacional. Hay que estar en un 100% y aunque no siento molestias era lo mejor no arriesgar”, contó Nicola.

“Cuando me lesioné hace 25 días lo primero que pensé fue que iba a volver para jugar con Nacional. Pero no le puedo fallar a mis compañeros que ganaron un partido importante el otro día. Si no estoy 100% no voy a comprometer al equipo”, insistió.

La posibilidad de pasar al Ñublense se venía manejando hace un mes, pero se confirmó hace un par de días. “Estoy contento porque se me abre otra posibilidad, la que estaba esperando después de muchos años, muchos partidos y mucho esfuerzo. Espero poder aprovecharlo y disfrutarlo. Quiero seguir creciendo, en lo deportivo y en lo económico y la única manera de hacerlo es en el exterior”, afirmó. Su nuevo club está ubicado a 450 kilómetros de Santiago y a 90 de Concepción, la segunda ciudad más grande del país transandino. "Se que subió este año y que tiene una hinchada muy seguidora, más ahora en Primera", dijo sobre lo que sabe de Ñublense.

Nicola Pérez. Foto: Gerardo Pérez.

Apenas llegue deberá cumplir con las pruebas médicas y hacer la cuarentena. Por todo eso es que primero viajará solo, pero luego cuando ya conozca Chillán, la ciudad donde está ubicado el club y esté instalado viajarán su esposa y la pequeña Guadalupe de casi tres años quien seguramente no tardará en hablar con el característico cantito chileno.

Justamente, por la cuarentena es que tiene que viajar la semana que viene y no puede esperar al final del torneo Clausura. No descarta sin embargo, poder jugar un partido antes de irse. Al menos le gustaría hacerlo. “Mis compañeros quieren lo mejor para mí y no quieren que me arriesgue, pero a mí me gustaría irme de otra manera y jugar contra Boston River”, finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados